Ante las evidencias presentadas por científicos, la Organización Mundial de la Salud, admitió este jueves que el coronavirus Covid-19 podría transmitirse por aire en lugares cerrados y con poca ventilación.

La OMS había sostenido que la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2 se propaga principalmente de persona a persona a través de pequeñas gotas propagadas desde la nariz o la boca, que se expulsan cuando una persona con Covid-19 tose, estornuda o habla.

El pasado domingo, más de 200 científicos advirtieron en un informe que había evidencias de que el nuevo coronavirus puede infectar a personas a través de micropartículas en el aire y que pidieron a la OMS una revisión a sus recomendaciones vigentes, pero el organismo respondió que el informe no era convincente por falta de suficientes evidencias.

Sin embargo, el martes, la OMS admitió, con reservas, que “aunque la evidencia aún no es definitiva, es posible que el Covid-19 se transmita por el aire en lugares cerrados, abarrotados y con poca ventilación”, según el portal de noticias de la ONU.

Pero este este jueves, la Organización Mundial de la Salud fue contundente sobre el riesgo de la propagación del virus vía aérea y modificó la información que había publicado al respecto en su sitio oficial web, según reportaron diversas agencias

“Se han producido brotes de Covid-19 en ciertos lugares cerrados, tales como restaurantes, bares, clubes nocturnos, lugares de rezo o zonas de trabajo donde la gente estaba hablando, gritando o cantando”, por lo que la transmisión aérea no puede ser descartada”, se destaca en una comunicado.