La chica desconocida está contada con un tono tan naturalista es decir, tan cotidiano, el hito más difícil de lograr en el arte que es difícil separar una escena para a partir de ella encontrar una esencia.

Con esto no quiero decir que la nueva cinta de los hermanos Dardenne sea una historia vana, frívola. Es, de hecho, todo lo contrario. Es la historia del día a día de una joven médica que, decisión tras decisión, va enredándose en el caso muy oscuro de la muerte de una mujer anónima. Es un suspenso sutil.

Jenny (Adèle Haendel) está cerrando su consultorio cuando alguien toca a su puerta. Como ya es tarde, decide no atender. Al día siguiente se entera que apareció el cadáver de una mujer cerca. La culpa le remuerde. Entonces decide embarcarse en la cruzada casi suicida de averiguar quién era la mujer y, sobre todo, quién la asesinó. Llega, incluso, a rozarse con una red de trata de blancas y de inmigrantes.

Mientras, la vida diaria del consultorio continúa. Una de las grandes bellezas de la cinta es su retrato del oficio del médico. Jenny es joven, práctica, dedicada. Muy compasiva pero también dura cuando hace falta.

La chica desconocida es también un juego de palabras. Es desconocida la muerta, pero también Jenny es una desconocida. ¿Cuál es su vida personal? Misterio. Es un garabato, apenas un esbozo lo que sabemos de la doctora. Importa su oficio, no su vida.

También el título es un juego histórico: "la chica desconocida" se le llamó a una hermosa mujer que se encontró ahogada en el Sena a finales del siglo XIX. Era tan bella, y tan anónima, que un artista se tomó la libertad de hacerle una máscara mortuoria.

Reproducciones del objeto se volvieron comunes en casas con tinte bohemio e inspiró a no pocos artistas de principios del siglo pasado. Una cosa romántica y también sórdida.

Regresando a la película, casi todo son aciertos. Quizá lo que puede desesperar a alguien es el ritmo. A pesar de que es un thriller no hay persecuciones locas ni grandes escenas de acción. Todo tiene el tono naturalista de los Dardenne. Sin embargo, no me parece aburrida. Digo, sin dudarlo, que es una de las mejores películas que se verán este año.

[email protected]