El problema principal con la vacunación contra Covid-19 en América es el acceso a las dosis y no la aceptación de la inmunización entre la población, dijo el miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS), instando a los países donantes a enviar dosis lo antes posible. El Grupo de los Siete (G7) países ricos dijo el domingo que proporcionarán 1,000 millones de dosis durante el próximo año para ayudar a los países más pobres a inocular sus poblaciones.

"Quiero dejar claro que el tema principal en América es el acceso a las vacunas, no la aceptación de las vacunas", dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, durante la conferencia de prensa semanal de la organización.

"Contamos con nuestros líderes y el apoyo de la comunidad mundial para garantizar que América tenga las dosis que necesitan, lo antes posible, para salvar vidas", añadió.