El Senado de la República aprobó la reforma a diversas disposiciones de la Ley General de Salud para modificar el etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas con el propósito de atender los problemas de obesidad.

Con 115 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones las y los senadores avalaron en lo general el dictamen que tiene por objetivo establecer un etiquetado de alimentos y bebidas que permita a los consumidores comparar entre productos alimenticios de una misma categoría para elegir las opciones más saludables.

Entre los cambios se encuentran que las etiquetas deberán incluir información nutrimental de fácil comprensión, veraz, directa, sencilla y visible.

Asimismo, la advertencia de que los alimentos son altos en grasas, azúcares y sal debe hacerse en forma separada e independiente a la declaración de ingredientes e información nutrimental, para indicar los productos que excedan los límites máximos de dichos contenidos.

Con este proyecto, la Secretaria de Salud podrá ordenar la inclusión de leyendas o pictogramas cuando lo considere necesario.

Durante la discusión, tanto integrantes del Partido Acción Nacional (PAN) como del Partido Revolucionario Institucional (PRI) apoyaron las modificaciones a la norma, pero recalcaron que no sería la solución para combatir la epidemia de obesidad en México.

En su intervención, la senadora de Acción Nacional, Xóchitl Gálvez, consideró necesario que el etiquetado especifique el valor nutrimental de los productos.

“Creo que esta ley como está no motiva la reformulación de productos, y eso es lo que tendríamos que buscar, en el fondo, para realmente reducir el consumo calórico”.

Por su parte la senadora del PRI, Vanessa Rubio, advirtió la falta de precisión en la información nutrimental de los contenidos energéticos y grasos de los productos.

En la discusión en lo particular, el Pleno rechazó las reservas presentadas por las senadoras de Acción Nacional y del PRI a los artículos 210, 212 y 215, por lo que estas disposiciones fueron aprobadas en los términos del dictamen con 80 votos a favor, 28 en contra y cuatro abstenciones.

Luego de aprobación en lo general y en lo particular, el proyecto de decreto fue enviado al Ejecutivo Federal.

[email protected]