La noche de ayer se presentó El Mató a un Policía Motorizado en la CDMX como parte de su gira por México, su regreso después de haber formado parte del cartel del Vive Latino 2018. La banda originaria de La Plata, dio un sorbo de su optimismo oscuro al público, quienes corearon sus letras en la búsqueda de la esperanza perdida.

El foro SALA, fue el escenario íntimo en donde alrededor de casi dos horas la agrupación argentina interpretó un setlist atinado de su vasto repertorio compuesto por una discografía de seis álbumes de estudio y un EP. Sonaron canciones como ’Amigo Piedra’, ’Más o Menos Bien’, ’Violencia’, ’El Tesoro’, que lograron transmitir la energía del sonido depresivo con su mezcla de noise rock/pop que refleja su clara influencia de bandas como Pixies. Acompañado por las letras que dan voz al retrato personal de quienes estamos envueltos en este mundo extraño.

La banda rioplatense creada en el 2003, conformada por Santiago Motorizado (bajo y voz), Pantro Puto (guitarra), Niño Elefante (guitarra), Willy/Doctora Muerte (batería) y Chatrán Chatrán (teclados) ha sido testigo de la crisis social, política y económica que ha atravesado tanto su país como el mundo en general. Tal como lo fue recientemente el rechazo a la legalización del aborto o la devaluación de la moneda que ha sufrido Argentina. Siendo a través de la música donde El Mató a un Policía Motorizado ha dado la mejor versión de sí.

La gira acompañada de su más reciente producción, La Síntesis O’konor, bajo un show que no necesitó más allá de un juego de luces para musicalizar esa realidad que adolece. El Mató es la banda que le canta al presente incierto que resuena entre el pasado y el futuro. El concierto llegó a su fin con la promesa de ’La Chica de Oro’; “Cuando juntes fuerzas las cosas van a estar mucho mejor…”.