Si México quiere incrementar el gasto promedio de los turistas internacionales debe ocuparse en aumentar el volumen de terminales de punto de venta que permitan a los viajeros hacer pagos con tarjeta, aseguró el vicepresidente de Mercadotecnia y Comunicación de Mastercard para México y Centroamérica, José Luis de la Vega.

Mientras más aumenta el índice de aceptación en un país, mayor es el consumo de los viajeros en los destinos”.

Tal es el caso de países asiáticos como Tailandia y Malasia que hace cinco años tenían un nivel de aceptación similar al que tiene hoy México. Actualmente, esas naciones, han triplicado la aceptación de tarjetas, lo cual se ve reflejado en un mayor consumo de los turistas, dijo el directivo.

Una de las tendencias mundiales es que cada vez más los viajeros internacionales buscan tener una experiencia mucho más sencilla, en la que utilicen menos efectivo”.

Explicó que, sin duda, un incentivo para que los viajeros gasten más y de manera más segura son los pagos con tarjeta, celular y tarjetas inteligentes.

Señaló, que si bien, en los últimos años México ha crecido considerablemente en el tema de aceptación, todavía se encuentra en niveles básicos, por lo que es un área de oportunidad para continuar creciendo y de esta forma aumentar el gasto de los turistas.

Comentó que es fundamental brindar facilidades, principalmente, a los pequeños comercios para que les interese contar con terminales de punto de venta.

Aumenta facturación en 40%

Detalló que está probado que cuando un comercio, en Latinoamérica, acepta tarjeta, su facturación crece hasta 40%, contra los mismos establecimientos que solo aceptan efectivo.

Aseguró que los viajeros residentes de países desarrollados tienen economías bancarizadas, y el hecho de que los destinos mexicanos cuenten con pocos establecimientos que aceptan tarjetas, es un desmotivante, ya que ellos viajan con poco efectivo.

Mientras los viajeros estén tranquilos y se sientan seguros van a gastar más, pues si tienen que estar sufriendo y preocupándose por los diferentes tipos de cambio consumen menos”.

En México y Latinoamérica, dijo, más del 80% de los pagos son en efectivo, mientras que en países europeos más del 60% de los pagos se realizan con medios electrónicos y en los países nórdicos el 90% son pago con tarjeta.

Es fundamental enseñarles a los comerciantes que el no aceptar tarjeta hace que su negocio se reduzca y que el costo de manejar efectivo es mucho más alto, incluso que el de las comisiones”.

 

 

 

[email protected]