Descubre cinco estructuras que por su diseño sinuoso y sus colores intensos, se han convertido en símbolos contemporáneos de las ciudades que los resguardan. De Canadá hasta los Emiratos Árabes Unidos pasando por Singapur, Bosnia-Herzegovina y Austria.