China está destinada a superar a Francia como el destino turístico número uno del mundo para 2030, dado que la creciente clase media asiática está dispuesta a gastar más en viajes, según los expertos del grupo de investigación de mercado Euromonitor International, una de las empresas más importantes de investigación de viajes.

El total de viajes este año en todo el mundo será de 1,400 millones, un aumento de 5% en comparación al año pasado, precisó un informe publicado el martes por Euromonitor International durante una conferencia del sector en Londres. Dijo que el crecimiento más fuerte de lo anticipado en varias de las economías más grandes significa que los gastos de turismo aumentarán aún más, en un 11%.

Para 2030, se espera que los viajes internacionales hayan aumentado en otros 1,000 millones, lo que corresponde a unos 2.6 billones de dólares en ingresos. Se espera que China haya superado a Francia para entonces y se convierta en el destino número uno del mundo.

Gran parte del auge sostenido de viajes está centrado en la región de Asia Pacífico, donde se prevé que los viajes aumenten en un 10% este año. Países como Egipto, Túnez y Turquía —cuyo turismo ha decaído mucho en los últimos años en gran parte debido a preocupaciones de seguridad— también se están recuperando.