Desde que Facebook comprara WhatsApp en 2014 por 13,800 millones de euros, una de las obsesiones del fundador de la red social, Mark Zuckerberg, ha sido conseguir hacer rentable una aplicación gratuita que utilizan en todo el mundo más de 1,200 millones de usuarios. Tres años después, parece haber encontrado la solución: introducir publicidad.

NOTICIA: WhatsApp permitirá borrar mensajes enviados

Según informa Reuters, que ha tenido acceso a un documento interno de la compañía, la aplicación de mensajería estudia comenzar a cobrar a las empresas que quieran promocionarse en la aplicación mediante mensajes que recibirían directamente los usuarios en su móvil. Para ello, WhatsApp quiere aprovechar los nuevos perfiles veríficados para empresas que se descubrieron como beta hace algunos meses como una forma de ofrecer publicidad segmentada en función de los intereses de cada cliente. Algo que ya hacen a través de Facebook.

Según informa la agencia, la app ya estaría probando este nuevo plan de negocio con un reducido número de start up de la aceleradora Y Combinator, por donde han pasado firmas como Stripe o Airbnb.

WhatsApp, que con cada cambio que realiza suele recibir un aluvión de críticas, quiere evitar que el spam masivo provoque una fuga de usuarios hacia otras aplicaciones como Telegram que no incluyan anuncios. Es por este motivo por lo que está avanzando muy poco a poco en este proyecto y estudiando minuciosamente el impacto que tendría en su enorme base de usuarios.

NOTICIA: WhatsApp dejará de funcionar en smartphones viejos

El año pasado, la compañía propiedad de Facebook dejó de cobrar la tasa de suscripción anual (de un dólar o 89 céntimos de euro) que cobraba a sus usuarios cortando así su única fuente de ingresos. "Muchos de nuestros usuarios no tienen tarjeta de crédito o de débito para poder hacer frente a este pago y estaban preocupados por perder el acceso después del primer año", señaló la compañía en un comunicado.

erp