Las ventas de smartphones en el mundo superaron por primera vez las de teléfonos móviles clásicos en 2013, según un informe de la OCDE que realiza el perfil de los internautas y sus hábitos.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el número de internautas entre la población de 16 a 74 años de los 34 países que la integran ha pasado de menos de 60% en el 2005 a cerca del 80% en 2013, aunque existen diferencias dependiendo de los países.

En Islandia, en los países nórdicos, Holanda y Suiza, 9 adultos de cada 10 navegan por internet, mientras que en Grecia, Italia, México y Turquía lo hacen 6 de cada 10.

De media, cerca de dos tercios de los adultos utilizan internet todos los días y 41% de los internautas se conectan con un teléfono.

El mercado mundial de las aplicaciones para smartphones movió entre 20 y 25,000 millones de dólares en el 2013. El usuario medio de un smartphone instaló 28 aplicaciones pero sólo utilizó 11.

Los abonos de banda ancha inalámbricos también se han triplicado entre el 2008 (unos 250 millones) y el 2013 (cerca de 850 millones) en la zona OCDE. La banda ancha para móviles está muy extendida en muchos países en vías de desarrollo. En el Africa subsahariana, los abonos pasaron de 14 millones en el 2010 a 117 millones en el 2013.

En menos de dos años, el número de páginas consultadas a través de los smartphones o de la tabletas pasó de 15% a más del 30% del total. Sin embargo, subraya el informe, "las diferencias de velocidad la banda ancha y de precios siguen siendo importantes a nivel mundial, incluido en la OCDE".

En diciembre del 2013, la parte de los abonados de banda ancha oscilaba entre más de 70% en algunos países de la zona a menos de 2% en otros. Según los países, los usuarios de smartphones pueden gastar hasta siete veces más por recibir servicios móviles parecidos.

abr