Los rumores sobre la apertura de una tienda física de Amazon van en aumento. Desde el año pasado se ha especulado que la firma emblemática en el comercio en línea podría seguir el modelo de las tiendas de Apple para que los usuarios puedan tener contacto directo con sus lectores electrónicos y tabletas Kindle.

El fin de semana, el blog Good E-Reader publicó que la compañía estadounidense tiene proyectado instalarse físicamente en la ciudad de Seattle, en Estados Unidos, para demostrar y comercializar sus dispositivos propios.

Pero la compañía, que registró ventas por 48,080 millones de dólares el año pasado, se mantiene cautelosa sobre su estrategia.

No comentamos acerca de rumores o especulaciones , escribió Mary Osako, vocera de Amazon, tras ser consultada vía correo electrónico por El Economista.

La agencia Reuters, citando analistas, dijo que Amazon podría explorar los beneficios potenciales de tener sus propias tiendas para potenciar sus dispositivos Kindle al permitirle al usuario probarlos antes de adquirirlos, aunque este dispositivo está disponible en Estados Unidos a través de tiendas como Best Buy o Target.

En el cuarto trimestre fiscal del 2011, las ventas de Amazon.com crecieron 35% para alcanzar los 17,430 millones de dólares, desde los 12,950 millones de dólares del mismo periodo del 2010.

En todo el año, la facturación registró un aumento del 41% al sumar 48,080 millones de dólares, comparado con los 34,320 millones del 2010.

Amazon prevé que las ventas del primer trimestre del 2012 repunten entre 22% y 36%, respecto al mismo lapso del 2011, al colocarse en un rango de entre 12,000 y 13,400 millones de dólares.

Con información de Reuters

JSO