En las colonias Roma y Condesa, en el Distrito Federal, existen más de 150 empresas de producción multimedia que han formado un corredor creativo en la zona, que podrían quedar integradas formalmente bajo la figura de un clúster.

Se llama Clúster Croma, es una asociación civil. Estamos en proceso de asociar a las empresas que están en la Condesa-Roma. Son empresas que están integradas por creativos donde todo el tema empresarial todavía se les hace un poco ajeno , dijo a El Economista Gabriel Grinberg, director general de Incubadora Talento, uno de los impulsores de la iniciativa.

Crear sinergias entre las firmas para trabajar en grandes proyectos, facilitar el acceso a recursos federales y locales, así como la capacitación en materia empresarial son algunos beneficios que destacó el experto en empresas creativas, tras la inauguración del festival Cromafest, de animación, videojuegos y nuevas tecnologías que se realiza desde ayer y concluye el 19 de febrero.

Va a haber un Consejo de administración que estamos en proceso de formarlo. Estamos invitando a las empresas a que se integren, vamos a invitar a órganos de gobierno para que tenga toda la transparencia y ver cómo nos permite llegar a un fondo de capital que permita financiar proyectos , explicó Gringberg.

José Iñesta, director de Cromafest, dijo que este festival es uno de los esfuerzos del clúster para crear redes de negocio entre las industrias del corredor, compartir experiencias y conocimiento, impulsar la profesionalización creativa y lograr la captación de capitales de inversionistas para impulsar la creación de proyectos.

Busca conectar una red de empresas creativas que puedan compartir conocimiento y mejorar sus prácticas comerciales. La innovación surge también de las conexiones e intercambios y es por eso que el festival es una plataforma de apertura para crear vínculos a nivel nacional e internacional , dijo en el acto inaugural del evento.

PROFESIONALIZACIÓN, LA TAREA PENDIENTE

A México no le hace falta talento, pero existe una brecha entre la creatividad y las habilidades empresariales de quienes forman parte de esta industria, reconoció Gabriel Gringberg, de la Incubadora de Talento.

Nos llegan proyectos muy buenos, creativamente extraordinarios, con un nivel de desarrollo técnico increíble pero no sabemos quién se lo piensas vender, cuánto cuesta el proyecto o cuál va a ser tu estrategia de marketing y entonces ahí es donde el proyecto fabuloso, al no generar valor, no tiene salida , dijo.

Si bien Gringberg aseguró que el crecimiento la industria del desarrollo de animación, videojuegos y efectos especiales permite disminuir la brecha digital en el país, reconoció que aún hace falta profesionalizar los procesos creativos y de intercambio comercial tanto local como internacionalmente.

Lo creativo no está peleado con la administración, con las finanzas y con el marketing, y si tú eres un buen creativo, debes ser un buen empresario, y debes tener arte para salir a vender e imaginarse por dónde le genera valor a esto , concluyó.

[email protected]

RDS