La empresa estadounidense Uber quiere vender la mayoría de sus actividades en el sudeste asiático a su competidor local Grab, a cambio de una participación de hasta 30% en esa firma, informaron medios locales el jueves.

Grab "adquiriría las actividades de Uber en ciertos mercados del sudeste de Asia y Uber quedaría con una participación en Grab", indicó la agencia financiera Bloomberg, que cifra esa participación en torno al 20%, mientras que el Wall Street Journal sugiere que llegaría a 30 por ciento.

Contactado por la AFP, Uber no respondió de forma inmediata.

La compañía estadounidense de alquiler de automóviles con chófer enfrenta una competencia feroz en Asia, no solo de Grab, con sede en Singapur, sino también de otras como Ola, en India, y de Didi Chuxing, que domina el sector en China.

Lanzado en el 2012, Grab tiene más de 2 millones de conductores en Singapur, Indonesia, Filipinas, Malasia, Tailandia, Vietnam, Birmania y Camboya.

Ofrece automóviles privados, taxis, motocicletas y servicios de viaje compartido. La firma recibió en julio pasado una inyección de capital de 2,000 millones de SoftBank y Didi Chuxing.

Desde la llegada de su nuevo director ejecutivo, Dara Khosrowshahi, Uber trabaja para racionalizar sus operaciones y finanzas, y mejorar su imagen empañada por numerosos escándalos heredados de la era del jefe-fundador Travis Kalanick.

abr