La guerra de precios que mantiene con su rival Lift y la inversión en tecnología y nuevas iniciativas pasan factura a Uber. A pesar de su salida del mercado chino, la compañía ha registrado pérdidas por unos 800 millones de dólares durante el tercer trimestre del año, periodo en el que obtuvo ingresos netos (derivados de las comisiones que cobra a los conductores) de 1,700 millones de dólares, informó Bloomberg citando a fuentes cercanas a la compañía, que no hace públicos sus resultados financieros.

NOTICIA: Uber desafía a California y mantiene autos autónomos

En los nueve primeros meses del año, la aplicación para reservar coche con conductor acumula unas pérdidas por 2,200 millones de dólares. En este período, las ventas netas acumuladas ascienden a 3,760 millones de dólares, por lo que podría superar los 5,500 millones de dólares de facturación este año.

El volumen de negocio entendido como la suma del importe de los trayectos realizados a través de la aplicación de Uber ascendió hasta los 5,400 millones en el tercer trimestre, frente a los 5,000 millones del trimestre previo.

La caída se explica por la decisión de Uber de abandonar en agosto el mercado chino. Entonces, acordó con su competidor Didi Chuxing dejar el país a cambio de una participación del 17.5% en su rival asiático.

NOTICIA: Empleados de Uber espiaron a celebridades

Travis Kalanick, consejero delegado de Uber, reconoció a principios de año que la compañía perdía unos 1,000 millones de dólares al año en China por su feroz competencia con Didi.

Las pérdidas del tercer trimestre son inferiores a las registradas en el trimestre previo, pero superiores a los 600 millones de dólares registrados entre enero y marzo, según informó Financial Times citando fuentes cercanas a la compañía.

erp