La compañía de servicio de taxis por aplicación, Uber, recibió un financiamiento de deuda por 1,600 millones de dólares, por parte de Goldman Sachs.

Uber que ha sido valuado en 40,000 millones de dólares, ha despertado un fuerte debate sobre la operación de estos servicios y han causado una disrupción con los gremios de taxistas alrededor del mundo.

Dicha valuación de la compañía, supera el valor de capitalización de empresas de transporte como Delta Air Lines, American Airlines y United Continental, así como de firmas que rentan automóviles como Hertz y Avis.

Autoridades en ciudades de países como España, Australia Alemania, Francia, India, Reino Unido, Corea del Sur y en Estados Unidos han prohibido el servicio de Uber. El argumento es similar en los países donde ha enfrentado resistencia: es una competencia desleal para la industria tradicional y plantea preocupaciones en materia de seguridad de los pasajeros.

En su última ronda de financiamiento, la compañía recaudó 1,200 millones de dólares por capitalistas de riesgo, a pesar de la mala publicidad por violaciones a la intimidad y otros problemas.

Actualmente, Uber opera en 250 ciudades en 50 países.

Los actuales accionistas de Uber incluyen a los fondos de inversión Google Ventures, BlackRock, TPG, Benchmark y Goldman Sachs. También figuran el director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, el ex manager de Lady Gaga y fundador de Atom Factory, Troy Carter y el creador de Napster, Shawn Fanning.

abr