Twitter recurrió a una corte federal en su último intento de detener a las fuentes que envían correo basura (spam) que tienen como objetivo la red social global de mensajes en 140 caracteres.

Twitter demandó a un pequeño grupo al que describió como "los más agresivos" culpables detrás de los bombardeos de mensajes que reciben sus usuarios y que van desde promociones basura a fraudes, enlaces a páginas webs o archivos que esconden virus.

"Nuestros ingenieros continúan combatiendo los esfuerzos de aquéllos que envían correos basura para sortear nuestras protecciones y hoy añadimos otra arma a nuestro arsenal: la ley", afirmó la compañía con sede en San Francisco en una entrada de blog.

"Con esta demanda vamos directamente a la fuente", afirmaron.

La demanda presentada ante la corte federal de San Francisco se dirige contra cinco programas de software de correo basura y sus creadores, según Twitter.

"Al cerrar a los proveedores de herramientas evitaremos que otros distribuidores de correo basura tengan estos servicios a su disposición", afirmó Twitter.

"Lo que es más, esperamos que esta demanda actúe como un disuasivo para otros servidores de correo basura".

La red social Twitter afirma contar con 140 millones de usuarios activos que envían más 340 millones de tweets diariamente.