Budapest.- Taxistas bloquearon avenidas del centro de Budapest el lunes, exigiendo que se prohíba la operación de servicios de transporte que se basan en aplicaciones móviles, como Uber.

Los vehículos color amarillo de varias empresas transportistas impidieron el paso en la importante intersección cerca de la Basílica San Itzvan en la capital húngara, causando enormes colas de tráfico.

La protesta comenzó temprano en la mañana, cuando los taxistas estacionaron sus vehículos en las avenidas Bajcsy-Zsilinszky y Andrassy. La protesta se convirtió en un bloqueo total en horas de la tarde, luego que las negociaciones entre el gobierno y los taxistas resultaron infructuosas.

Los taxistas, que sólo permitieron el paso de vehículos de emergencia, fueron a la alcaldía para presentar sus quejas.

NOTICIA: Facebook se asocia con Uber

El alcalde Istvan Tarlos expresó su apoyo a "los taxistas, ciudadanos contribuyentes" y expresó que Uber no estaba cumpliendo con las normas establecidas.

"La capital, sin embargo, no tiene las herramientas legales para... prohibir a Uber o a los transportistas independientes que no respetan las normas", dijo Tarlos en un comunicado.

El gabinete se reunirá para analizar la situación, dijo el secretario de gobierno Janos Lazar.

NOTICIA: Uber invertirá 1,000 mdd en la India

Zsolt Gelencser, uno de los taxistas, se quejó de que Uber y los otros apps están eludiendo las normas y condiciones que los demás taxis tienen que cumplir para obtener licencias.

"Exigimos que Uber ya sea como app o como actividad, deje de existir", dijo Gelencser en medio de los taxis que trancaban una de las avenidas.

NOTICIA: Airbus y Uber prueban servicio de helicóptero

Uber calcula que tiene unos 1,200 conductores y 80,000 usuarios en Budapest.

mac