En los próximos días comenzará la presentación de pruebas del gremio de los taxistas para sostener su denuncia interpuesta ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) contra la Secretaría de Movilidad del DF (Semovi), Uber y Cabify por una presunta violación a la Ley de Movilidad capitalina. Los taxistas también analizarán si interponen una denuncia contra las tiendas de aplicaciones móviles y empresas como América Móvil que anunció el año pasado una alianza con Uber.

"Lo primero que hay que acreditar es el señalamiento contra ellos y comprobar sus domicilios. Una vez acreditados, y vayamos viendo que las empresas los están apoyando y violentando el mismo marco (la Ley de Movilidad) porque entran en soporte y convenio con una empresa que están prestando un servicio ilegal, señalaremos lo que le corresponda a cualquier empresa, desde el mismo Google, Apple Store", dijo en una entrevista con El Economista Daniel Medina, presidente de la asociación Unión de Taxistas Génesis del Distrito Federal.

"(La denuncia) también cabe en empresas que estén entrando en un esquema de colaboración y participación dentro de todo esto, de publicitar o prestar un servicio directo o indirecto a este tipo de servicio como el que presta Uber", agregó el también vocero de la Asociación de Taxistas Regulados del Distrito Federal.

El artículo 260 de la Ley de Movilidad del Distrito Federal señala una pena de tres a seis años de prisión y multa de 700 a 1,000 días de salario mínimo "a quien dirija, organice, incite, induzca, compela o patrocine a otro u otros, a prestar el servicio público de pasajeros o de carga, sin contar con la concesión correspondiente".

El Economista buscó a América Móvil, Apple y Google para solicitar un posicionamiento pero no estuvieron disponibles de forma inmediata.

"Habrá empresas que sean más cautelosas y otras a quienes les gusta estar el centro de atención y formar alianzas, pero se ha sentido un mayor interés de las empresas para este tipo de servicios", dijo en entrevista el director de Cabify en México, Edgardo Rivera.

El CEO de Cabify México consideró que una acción de esta naturaleza no generaría un impacto debido a una creciente demanda por parte de estos servicios de transportación a través de una aplicación móvil e incluso adelantó que están por anunciar nuevos convenios.

Uber prefirió no emitir un comentario al respecto.

La denuncia penal fue presentada el 10 de diciembre del 2014 ante la PGJDF, con número de folio 30529, en contra de la Semovi por una presunta omisión en la ejecución de la Ley de Movilidad al permitir la operación de servicios como Uber y Cabify, quienes estarían prestando un servicio de manera ilegal.

Debido a que la denuncia aún está en proceso de rectificación y acreditación de pruebas, las partes demandadas aún no son notificadas por las autoridades.

"La situación sigue siendo exactamente la misma. No hemos recibido ninguna notificación", confirmó vía telefónica Rocío Paniagua, vocera de Uber en México. Edgardo Rivera, de Cabify, conicidió en que tampoco han recibdo alguna notificación de la denuncia.

Van más denuncias y movilizaciones

Debido a la negativa que persiste por parte las autoridades capitalinas y el poder legislativo para reunirse con los demandantes, según expresa Daniel Medina, el sector taxista del Distrito Federal prepara nuevos procesos legales y movilizaciones.

"En próximos días vamos a interponer más denuncias y contra el INVEA (Instituto de Verificación Administrativa). Por lo menos estamos en un esquema de 4 a 5 pero ahí van englobadas en promedio unas 30 organizaciones", dijo.

Sobre las movilizaciones, el líder del gremio de los taxistas anunció que se llevarán a cabo en febrero una serie de movilizaciones para presionar a las autoridades para que den respuesta a sus inconformidades. Medina confía en que el proceso no tardará más de seis meses en resolverse.

Continúan agresiones

En las redes sociales, usuarios e incluso el mismo director de Uber en México, Rodrigo Arévalo, han denunciado la persistencia de agresiones en contra de los choferes de esta plataforma.

Daniel Medina reconoció la existencia de estos percances pero aseguró que buscarán resolver las demandas por la vía jurídica.

"El sector está molesto porque está volteando a la economía, los ingresos y ellos ( Uber y Cabify) han seguido operando y ocupando los servicios. Hay sectores de los taxistas que se portan de manera radical y pueden actuar de manera radical por lo que estamos optando por el camino jurídico", dijo.

Edgardo Rivera, de Cabify, también dijo tener conocimiento de estas acciones y reprobó las actitudes de violencia contra los usuarios de Uber y Cabify.

"La verdad creo que no es la posición correcta. Más bien la agresión lo único que povoca es dañar la percepción que se tiene del servicio. Los invito a competir sanamente por los clientes", dijo Rivera, de Cabify.

julio.sanchez@eleconomista.mx

mfh