Para finales del 2015, el social commerce, las ventas que se hacen a través de las redes sociales, representarán 16,000 millones de dólares a nivel global, calcula Forrester Research, una consultora especializada en tecnologías de la información. A decir de Pablo González Muñoz, directivo de la firma de análisis Ernst & Young, esto representa oportunidades de negocio para las empresas en México, un país potencia en número de usuarios de social media

Actualmente las ventas impulsadas a través de las redes sociales representan 6,000 millones de dólares en el mundo, considera González Muñoz, socio director de Servicios de Asesoría para Europa, Medio Oriente y África de Ernst & Young. Año con año, agrega, el volumen irá en crecimiento:

Para el 2013, el valor del social commerce será de 8,000 millones de dólares, mientras que para el 2014 representará del doble del valor que tiene actualmente , detalló González Muñoz.

Sostuvo que a las empresas en México les falta visión, pues su participación no es significativa. Muchas, asegura, no tienen claro cómo explotar esta transformación comercial.

En México existen más de 40 millones de internautas, y nueve de cada 10 tienen por lo menos un perfil en alguna red social digital, según cálculos de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

González Muñoz subrayó que en México se está dando un fenómeno similar a lo que ocurre en España, donde 83% de los directivos de las empresas están interesados en las redes sociales como herramientas de marketing y ventas. La otra cara de la moneda señala que 70% de las firmas no son activas en medios sociales al no sentirse capacitadas para hacerlo, según el estudio Visión de los medios sociales en España, realizado por la escuela de negocios IESE.

NECESARIA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

En México, las empresas líderes de los mercados maduros se empiezan a apoyar en las redes sociales para generar ventas; los sectores bancario y de consumo son los que están utilizando estos recursos en mayor medida, destacó Fernando Garrido, socio de servicio de asesoría en México para Ernst & Young.

Garrido sostuvo que para aprovechar este fenómeno las empresas tienen que desarrollar una transformación digital; esto significa adaptar y evolucionar procesos de la compañía al nuevo entorno: generar estrategias, estructuras, personal especializado y nuevos procesos con el fin de aumentar la productividad, anticiparse al cliente, crear experiencias y reducir costos.

Mientras las empresas no comprendan el alcance que tienen estas plataformas, no se podrá pasar del like al buy, pues muy pocas empresa son las que tiene conocimiento del potencial de estas tecnologías , concluyó el especialista.

[email protected]