Los hackers se están valiendo del secuestro de información para hacer de éste un negocio cuyo valor anual en el mundo llega a los 34 millones de dólares, alertó la firma Cisco.

Los secuestradores de datos consiguen sus propósitos a través de un ransomware, (del inglés ransom que significa rescate y ware que significa software), un programa que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción; en ocasiones, puede ser a través de correos electrónicos o de descargas de programas.

Rafael Chávez, director de Ventas de Cisco, dijo que en los secuestros de información el hacker encripta la información del usuario y limita su acceso .

Los ataques directos de cibercriminales, tan sólo con ransomware, ponen en sus manos cerca de 34 millones de dólares al año. Estos malhechores siguen operando sin restricciones o barreras reglamentarias , explicó. Por ello, al no haber regulación ni tampoco personas físicas a quiénes denunciar, queda en el anonimato la persona que realizó el secuestro de cierta información.

De acuerdo con el reporte anual de seguridad de Cisco, cuesta a los usuarios un aproximado de 300 dólares para que los hackers liberen información, aunque el costo puede variar.

Ni en México ni en otros países existe una regulación que obligue a las empresas a informar sobre ataques cibernéticos, y lo que es peor, el hackeo de información es una tendencia que continuará, por lo que las empresas y usuarios deben estar preparados para actuar de manera inmediata y eficaz, recomendó Cisco.

[email protected]