El alcalde de Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil, firmó un decreto que autoriza el uso de aplicaciones de servicio de transporte compartido para teléfonos celulares, como Uber.

El decreto firmado el martes por Fernando Haddad, alcalde de Sao Paulo, señala que Uber y otras compañías que ofrecen el mismo tipo de servicio de transporte privado deben pagar el equivalente a 0.03 centavos de dólar por kilómetro recorrido con un pasajero.

NOTICIA: Suspenden servicio de Uber en Sao Paulo

El servicio ha registrado un uso creciente desde la edición de 2014 de la Copa Mundial de fútbol, y muchos de sus automóviles son más limpios y nuevos que los taxis regulares.

Conductores de taxis protestaron frente al edificio del ayuntamiento y bloquearon varias calles y avenidas. Se quejan de que Uber es una competencia injusta porque sus conductores no tienen que pagar tarifas a la ciudad ni pasar por inspecciones oficiales.

NOTICIA: Río de Janeiro prohibe el uso de Uber

La oficina de Uber en Sao Paulo no respondió un correo electrónico de The Associated Press que solicitaba su comentario.

abr