Samsung llevó a la Corte Suprema de Estados Unidos su último intento por reducir los más de 548 millones de dólares que tuvo que pagar a Apple por violar las patentes y diseños del iPhone.

La petición de Samsung, antes de ser vista, debe ser primero aceptada para su revisión por la Corte Suprema y constituye el más reciente desarrollo en una demanda entre las compañías rivales que ha sido reflejo de la guerra de los teléfonos móviles.

NOTICIA: Corte de EU bloquea venta de modelos viejos de Samsung

Samsung Electronics Co Ltd pagó a Apple Inc 548.2 millones de dólares el lunes, cumpliendo con parte de las obligaciones por un veredicto del 2012 por infringir patentes de Apple y copiar con sus teléfonos la apariencia del iPhone.

En su petición a la corte, Samsung dijo que no debería haber pagado unos 399 millones de dólares por copiar diseños patentados para el iPhone, como las esquinas curvas, el bisel e íconos cuadriculados.

NOTICIA: EU revierte parte de veredicto de caso entre Samsung y Apple

La compañía coreana dijo que haber adjudicado todas las ganancias por las ventas de los dispositivos con esos diseños, pese a que se relacionan sólo con una pequeña parte del teléfono, permite ganancias injustificadas que van más allá del valor por la invención de una patente.

Apple no se refirió directamente a la nueva petición, pero dijo en un comunicado: "Hacemos esos productos para el deleite de nuestros consumidores, no para que nuestros competidores los copien flagrantemente".

NOTICIA:

abr