El pago de la contraprestación que efectuó la empresa Grin a la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi), cuyo monto fue de 24.5 millones de pesos, podría beneficiar al desarrollo de infraestructura vial.

En entrevista con El Economista, Sebastián De Lara, director de relaciones gubernamentales de Grin, afirmó que las autoridades locales les explicaron que podrían utilizar el pago para mejorar ciclovías, reparar vialidades, e incluso para programas de capacitación. 

“No solamente pagar la contraprestación nos permitió conseguir un permiso anual de operación para la capital, además de ello, con los recursos que dimos se podrían utilizar para la mejora de infraestructura vial”, aseguró. 

Sobre ello, el empresario explicó que después de que la compañía efectuó el pago para obtener el permiso, sus integrantes se reunieron con la Semovi para ver el proceso que seguía, entre esas reuniones surgió la propuesta de que los recursos se podrían destinar para hacer y reparar caminos, así como capacitar a la ciudadanía, todo con un enfoque hacia la micromovilidad.

“Lo que vimos es que Semovi, particularmente su titular, Andrés Lajous, está preocupado por el tema de la micromovilidad, quieren optimizar todo lo que tenga que ver con medios de transporte que recorren distancias cortas”, sostuvo. 

Puntualizó que esta propuesta de destinar los recursos de la contraprestación a la mejora de vialidades, la efectuó la autoridad local. 

“Las autoridades no tienen la obligación de destinar los recursos para la mejora de vías, pero sí sería positivo ver que los utilizan para este fin”, recalcó.

Refirió que Grin al efectuar este pago de la contraprestación se convierte “en la primera y única compañía de patines en conseguir un permiso anual de operación en la capital”; este pago le permite a la empresa operar con 1,750 patines para más de millón y medio de usuarios registrados.

Ahondó en que espera que el proceso de autorización se vaya perfeccionando, además de que haga se un estudio económico para que el pago de la contraprestación sea más bajo ya que esto provoca que los pequeños y medianos empresarios se desalienten.

“Hoy somos los únicos con permiso para operar en Ciudad de México y pusimos en marcha los procesos para que muy pronto usuarios en otras ciudades del país puedan moverse de forma limpia, eficiente, rápida y divertida”, recalcó.

Esta mañana el titular de Semovi, Andrés Lajous, en conferencia de prensa afirmó que Grin efectuó su pago de contraprestación.

Recomendaciones

Sebastián De Lara sostuvo que seguirán trabajando en una serie de puntos a mediano plazo, para que la autoridad capitalina se los autorice.

“Queremos aumentar el número de patines disponibles para reducir la congestión vehicular en zonas clave. También queremos ampliar el polígono de operación para garantizar que todos los habitantes de la ciudad tengan las mismas opciones de micromovilidad”, refirió.

Por otro lado, recalcó que los Sistemas de Transporte Individual Sustentable deben estár a la mano de los usuarios, como lo está Ecobici mediante el aumento del número de estaciones, igualmente “se necesita ayuda para prevenir y reducir el robo de monopatines”.