Un juez ordenó el cese y prohibición en España de la actividad de la empresa americana Uber, que pone en contacto a particulares con conductores no profesionales por suponer una "competencia desleal" a los taxistas, cuya denuncia previa ha dado lugar a esta decisión.

El juez considera que los conductores contratados "carecen de autorización administrativa alguna para desarrollar la labor y la actividad que llevan a cabo supone competencia desleal", informó este martes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

erp