Militantes de Estado Islámico están intentando desarrollar la capacidad de lanzar ciberataques letales contra infraestructuras de Reino Unido, asegurará este martes el ministro de Finanzas de ese país, George Osborne, al tiempo que anunciará la duplicación del gasto en ciberseguridad.

Osborne, aliado del primer ministro, David Cameron, dijo que los ataques del viernes en París, en los que murieron al menos 129 personas y fueron reivindicados por el EI (al que identificó con el acrónimo ISIL), subrayaron la necesidad de mejorar las protecciones británicas frente a los ataques electrónicos.

NOTICIA: Estado Islámico está sintiendo presión y perdiendo territorio: Kerry

"El ISIL ya está usando Internet con odiosos propósitos de propaganda y también para la radicalización y los planes operativos", señaló en extractos de un discurso que ofrecerá en la agencia de espionaje británica GCHQ.

"Aún no fueron capaces de usarlo para matar gente atacando nuestra infraestructura con ciberataques", comentó. "Pero sabemos que es lo que quieren y están haciendo todo lo posible para lograrlo".

Osborne dijo que el gasto público en ciberseguridad casi se duplicará, hasta un total de 1,900 millones de libras, durante el periodo hasta 2020, incluso aunque está listo para anunciar nuevos recortes generales de gastos la próxima semana, en un intento de hacer que Reino Unido regrese al superávit presupuestario a finales de la década.

NOTICIA: Policía realiza nueva redada nocturna en Francia

"Es acertado que decidamos invertir en nuestras ciberdefensas, incluso en un momento en que tenemos que recortar otros presupuestos", indicó. "Internet representa un eje crítico de vulnerabilidad potencial".

Osborne aseguró que la decisión de mejorar la financiación de la ciberdefensa fue tomada antes de la matanza de París.

"Las apuestas no podrían estar más altas: si nuestro suministro eléctrico, nuestro control de tráfico aéreo o nuestros hospitales fueran atacados exitosamente online, el impacto podría ser medido no solo en términos de daño económico, sino en coste de vidas también".

erp