El gobierno de Nigeria anunció este miércoles por la noche que suprimirá el veto impuesto a Twitter, al cabo de siete meses, en el país más poblado de África.

"El presidente Muhammadu Buhari aprobó que se levante la suspensión de Twitter en Nigeria a partir de la medianoche de hoy", anunció el director de la Agencia Nacional para el Desarrollo de las Tecnologías de la Información, Kashifu Inuwa Abdullahi.

Las autoridades nigerianas afirman que tras varios meses de negociaciones, Twitter accedió a "todas las condiciones fijadas por el gobierno federal", sobre todo en materia de imposición y de gestión de contenidos que no respeten las leyes de Nigeria.

Contactado por la AFP el miércoles por la noche, Twitter no confirmó el anuncio.

El gobierno nigeriano anunció en junio de 2021 la suspensión de Twitter por una "duración indeterminada", después de acusar a la red social de tener una "misión sospechosa" contra el Ejecutivo, y de tolerar en su plataforma mensajes del jefe de un grupo separatista que incitaban a la violencia en el sureste del país.

La suspensión de Twitter se produjo dos días después de que la red social suprimiera un mensaje del presidente Muhammadu Buhari.

El jefe de Estado amenazó con "tratar con un lenguaje que ellos entiendan" a los autores de la violencia en el sureste de Nigeria -que serían, según las autoridades, los separatistas igbos-, lo cual reavivó los dolorosos recuerdos de la guerra de Biafra, que dejó más de un millón de muertos en los años 1960.

La suspensión de Twitter y el hecho de que el gobierno ordenase a los medios audiovisuales que borraran sus cuentas en esa red, en señal de "patriotismo", causó un gran revuelo en Nigeria, un país joven, con una población muy conectada a las redes sociales y en la que Twitter es una relevante herramienta de protesta social.

La Unión Europea, el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá expresaron su rechazo ante la suspensión de Twitter.