El futbol americano es un deporte que demanda de los atletas un alto rendimiento. Fuera del emparrillado las cosas no cambian mucho. Entre sus prioridades está la disponibilidad de datos: las estadísticas son una parte del juego. Al enfrentar problemas con el servicio que le proveía IBM, la NFL abrió la puerta para que NetApp fuera el proveedor oficial en almacenamiento, gestión y portabilidad de datos.

La firma con sede en Sunnyvale, California, reportó el año pasado ventas por 6.3 mil millones de dólares y fue la que le brindó la opción de tener un Data Center portable; así la relación comenzó en el 2013, con el XLVII Super Bowl.

El contrato tiene vigencia hasta el 2015, con posibilidad a que se amplíe. Cabe señalar que le brinda el servicio a todos los equipos de integran la Liga, explicó Juan Portilla, director general de NetApp en México, esto incluye la temporada regular, playoffs y el Super Bowl, el cual en su más reciente versión se estima que se generaron 1.5 petabytes.

Juan Portilla comentó que los servicios que le prestan a la NFL forman parte de su gama baja y, aunque es un cliente importante, no es el más grande que tiene la firma. La compañía que inició en 1992, recibió el premio Microsoft 2013 Server Platform Partner of the Year.

Otro de sus clientes relacionados al deporte es la escudería suiza, Sauber, con la que tienen un contrato desde hace dos años.