En septiembre, la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital presentará un informe sobre el estado mundial de la banda ancha y el avance de los objetivos en conectividad establecidos para el 2015, adelantó a El Economista el director regional para las Américas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Esta Comisión, creada en 2010 por la UIT y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), y que preside el empresario Carlos Slim, estableció cuatro objetivos de conectividad para el 2015, entre los que destaca la creación de una política universal de banda ancha.

También apuntan a una oferta más accesible de este servicio en los mercados en desarrollo -que no represente más del 5% del ingreso mensual de los usuarios-, que la menos el 40% de los hogares en estas economías tengan conectividad de banda ancha, así como una penetración mundial de Internet del 60 por ciento.

Si bien el directivo evitó pronunciarse sobre las políticas mexicanas de conectividad, consideró que el país va por "buen camino" en la penetración de banda ancha.

"En México está avanzando. Si vemos la penetración de banda ancha que se tenía a principios del sexenio a la que se tiene al día de hoy, el cambio es bastante bueno", dijo entrevistado durante el Foro Regional para el Desarrollo para las Américas: Promoviendo el Acceso a la Banda Ancha, organizado por la UIT.

Aunque, agregó, persisten retos como incrementar la penetración a precios accesibles para los consumidores.

En México se tiene una penetración de 11.4 conexiones de banda ancha por cada 100 habitantes, lo que sitúa al país es una de las economías con mayor avance en este segmento, según la consultora Everis, pero aún en los últimos lugares de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Econmómicos (OCDE).

julio.sanchez@eleconomista.mx