Luego de que Google anunciara que María Teresa Arnal dejaría de ser la cabeza de la compañía en México, la directiva anunció a través de su cuenta de Twitter que ahora encabezará la operación de la empresa de tecnología financiera Stripe en América Latina.

“Mi siguiente paso: voy a unirme a @Stripe para liderar su negocio en Latam, ayudando a compañías que buscan crecer a aceptar pagos en línea y a entrar a ser parte de la economía global”, escribió Arnal en Twitter.

 

 

A través de un comunicado, Google anunció la mañana de este martes que, después de casi tres años de estar al frente del negocio de la compañía en México, desde 2017, “María Teresa Arnal ha decidido emprender una nueva aventura profesional”.

A través de su cuenta de Twitter, Arnal confirmó su salida de la compañía y añadió que estará transicionando en su rol hasta fines de febrero, “cuando saldré a tomar un nuevo reto profesional que me entusiasma mucho”, escribió.

 

 

Por su parte, Eduardo Serrano, líder de Producto y Operación de Stripe en América Latina, le dio la bienvenida a María Teresa Arnal a través de Twitter.

“Durante estos meses he tenido la oportunidad de empezar a conocer a @mariatearnal, quien me ha dejado impresionado y con muchas ganas de aprender más de ella. Por eso me da tanto gusto darle la bienvenida a @stripe”, escribió Serrano.

Stripe es una plataforma de procesamiento de pagos en línea, además de que su portafolio incluye servicios específicos para negocios digitales como los marketplace. Tal es el caso de Connect, o Radar, que consiste en un sistema de detección de posibles fraudes. También ofrece Billing, un servicio para aquellos negocios basados en suscripciones de usuarios, y Sigma, una plataforma de visualización de datos.

La compañía nació nació hace 10 años y en ese tiempo ha recibido un financiamiento de más de 1,000 millones de dólares. Llegó a México y América Latina de forma oficial apenas en octubre del 2019 y actualmente opera en 30 países. Su valuación en las diferentes rondas de inversión ha llegado a rebasar los 30,000 millones de dólares.

[email protected]