La empresa mexicana en tecnología KIO Networks anunció inversiones en infraestructura en el país por unos 50 millones de dólares durante 2018, y adelantó que planea extender su presencia en Latinoamérica.

El director ejecutivo de la compañía, Sergio Rosengaus, estimó un crecimiento de doble dígito para este año, y "pase lo que pase y llegue quien llegue a la Presidencia", México seguirá su crecimiento, por lo que KIO se alista para la futura demanda tecnológica.

“Tengo que anticiparme a lo que viene. Algunos hablan de la incertidumbre política y demás. La verdad es que este país no va a dejar de operar sin importar qué politico llegue al frente", manifestó el directivo, al agregar que la gente sigue hablando todos los días por teléfono o mandando chats, yendo al banco, pagando sus servicios y sacando tarjetas de crédito.

"El pais sigue operando y la digitalización no se detiene. Entonces, nosotros tenemos siempre que estar preparados con infraestructura para anticiparnos a las tendencias tecnológicas, y que cuando el cliente las necesite, nosotros las tengamos disponibles”, expuso.

En entrevista, Sergio Rosengaus indicó que la empresa nunca ha dejado de invertir en el país, y este 2018 construirán nuevos centros de datos en los estados de México y Querétaro, sin contar la remodelación del de Monterrey hace algunas semanas.

Adelantó que este año tienen la intención de ampliar la presencia de la empresa en Latinoamérica, pues en la actualidad KIO Networks opera en Panamá, Guatemala, República Dominicana y España.

Desde sus oficinas en Santa Fe, en la Ciudad de México, el empresario mexicano refrendó el interés de la firma por seguir invirtiendo en México, porque el país así lo requiere.

Explicó que hoy la tendencia de la digitalización muestra que la tecnología dejó de estar detrás del escritorio y ahora está al frente de los negocios, para lo cual deben existir nuevas capacidades para administrar y cumplir las necesidades de las empresas y las comunidades, quienes ahora piden conocer lo que sucede con sus productos, con su gente y con sus redes sociales.

“Todo esto, lo único que genera es una capacidad mucho más grande y más acelerada de digitalizar las cosas todos los días. En economías muy maduras tienes todo esto que no está lejos de los seres humanos, pero es necesario construir infraestructura en los países y en las ciudades para que estas tecnologías se puedan habilitar", dijo.

Rosengaus aseguró que KIO Networks no se detiene, pues al mismo tiempo construye centros de cómputo de frontera llamados “Edge”, espacios pequeños que van a las ciudades, en lugar de estar con bases de datos gigantes de miles y miles de metros cuadrados que les abastecen los datos desde lugares lejanos.

“Imagínate que en Mérida hay un grupo enorme de usuarios que quieren ver contenido en Netflix, en YouTube, y cuando tienes mucha gente así, lo que necesitas es que el video te lo surtan ahí cerquita. Desde un servidor que esté ahí en Mérida y no desde la Ciudad de México o Querétaro", expresó.

Ante ello, se tiene que desplegar infraestructura en las ciudades de grandes consumos cercanos a los usuarios, para que todos los servicios nuevos de consumo de contenido, de agregación de datos, se den a la velocidad que se necesita para que funcionen, concluyó.

erp