¿Quién ganaría una pelea entre Superman y el Dr. Manhattan? Esa fue la interrogante con la que el español divulgador de la ciencia y físico de partículas, Javier Santaolalla, lanzó a los asistentes de su conferencia magistral en el cuarto día de actividades de Talent Land 2019.

Para Santaolalla, la respuesta a esa pregunta es sencilla: El Dr. Manhattan triunfaría porque tiene un doctorado.

El científico español ha buscado en su labor como divulgador de la ciencia acercar a los jóvenes a la física. A que hablemos sobre ondas electromagnéticas, propiedades de la radiación y otros temas a través de los poderes de los superhéroes de los cómics.

Algunos de los superhéroes más famosos –con la excepción de Batman y Superman– son científicos. Bruce Banner se convierte en Hulk luego de sufrir una terrible exposición a los rayos gamma; Barry Allen recibe un torrente de electrones que lo convierten en Flash; y el Dr. John Osterman se convierte en el Dr. Manhattan tras un accidente nuclear.

Santaolalla genera una complicidad con sus audiencias y logra tender un puente entre los héroes de Marvel Comics con las aportaciones de Marie Curie en los estudios de la radiación o el trabajo de Alan Turing en la decodificación de los códigos secretos de la Alemania nazi de la Segunda Guerra Mundial.

El físico español considera que los científicos son verdaderos superhéroes porque su súper poder es ver lo que nadie puede ver.

Acercarse a la ciencia no debe de ser algo aburrido ni tedioso, pero, “quizá la mayor dificultad está en ponerse en el lugar del otro“, dijo Santaolalla a medios, previo a su presentación. Una de las motivaciones para convertirse en divulgador de la ciencia es que en la escuela no enseña a los niños y jóvenes a utilizar el pensamiento científico para el aprendizaje.

Además reconoce que existe una brecha entre la ciencia, la tecnología y la educación. “Somos conscientes de que hay un verdadero problema y que hay una brecha. Ahora mismo hay una situación en la que hemos visto que caen las motivaciones por la ciencia, a la gente no le interesa la ciencia, la sociedad se ha analfabetizado científicamente y eso es un problema porque vivimos en una sociedad tecnológica, en donde la ciencia está por todos lados y sin embargo la gente no sabe de ciencia”.

Gracias a la conexión que genera en los jóvenes Santaolalla es capaz de explicar cómo funciona el Colisionador de Hadrones (LHC, por su sigla en inglés) del CERN, utilizando bolsas de arroz

La segunda edición de Jalisco Talent Land se ha caracterizado por acercar a los divulgadores de la ciencia como Beakman, Julioprofe y Santaolalla a los jóvenes para que compartan su amor por la divulgación de la ciencia. Estos personajes son fenómenos que a simple vista no se pueden percibir con tanta obviedad. Santaolalla abarrotó su conferencia magistral y después conversó con algunos de los jóvenes que asistieron a su ponencia.

Para el científico español, ver esta reacción es una prueba de que en los jóvenes sí hay un verdadero interés por la ciencia y que no todo es entretenimiento desechable. Parece que tantos años de leer cómics no fueron en vano y sirvieron para que varias generaciones se hayan acercado a la ciencia a través de las aventuras de nuestros superhéroes favoritos.

[email protected]