Mientras que Watson, la plataforma de inteligencia artificial de IBM, debe entrenarse para llevar a cabo tareas específicas y Sophia, la robot que interactúa con los seres humanos, cuenta con un soporte humano, AILEENN, la inteligencia artificial creada por el inventor mexicano Manuel Gutiérrez Novelo, es capaz de aprender cualquier labor siempre y cuando cuente con los datos necesarios para hacerlo y aunque, de acuerdo con su desarrollador, muchos inversores desean que habite en Silicon Valley, en California, Estados Unidos, él quiere que su cerebro se ubique en el estado de Jalisco.

Durante su presentación en el escenario principal de Talent Land 2018, Gutiérrez Novelo habló sobre su experiencia en el campo de la inteligencia artificial y de las redes neurales, que hasta hace unos años eran para él sólo una herramienta matemática con la capacidad de resolver problemas específicos, como detectar patrones de desperfectos en una fábrica de hilados o evitar que un avión no tripulado se estrellase con algún obstáculo que se encontrara en su trayectoria, e incluso, saber si una compañía de videojuegos había utilizado cierta tecnología sin haber atribuido los correspondientes derechos de autor.

Manuel Gutiérrez Novelo es un renacentista. Un Leonardo Da Vinci del siglo XXI. El Elon Musk mexicano. Cuenta con más de 45 patentes alrededor del mundo relacionadas con el desarrollo de tecnologías en 3D, entre las que se encuentra un método para codificar imágenes estereoscópicas en tres dimensiones, una contribución a los reproductores Blu-Ray 3D caseros, un dispositivo visor de realidad virtual y varias creaciones en el campo de la inteligencia artificial.

AILEENN, una inteligencia artificial 100% mexicana

El ingeniero Gutiérrez Novelo comenzó su presentación en Talent Land hablando del cerebro de las abejas. Un cerebro diminuto que cabe en la cabeza de un alfiler, pero que es capaz de reconocer cualquier tipo de flor.

De acuerdo con Gutiérrez Novelo, esta sencilla acción es sumamente complicada de imitar de manera artificial por los humanos, pues requiere de una inmensa cantidad de conexiones neuronales que hacen sumamente complejo este proceso.

AILEENN son las siglas para Artificial Intelligence Logical Electronic Emulation Neural Network (Red Neural para la Emulación Lógico Electrónica de una Inteligencia Artificial), una plataforma de IA hace uso de las redes neurales para aprender a partir de datos cualquier tipo de tarea. De esta forma, AILEENN ha sido capaz de reconocer que los tres estados que más consumen recursos del programa de seguridad social Medicare en Estados Unidos son Florida, California e Illinois.

También es capaz de reconocer desde cero, es decir sin un entrenamiento precio, la grafía de cualquier letra o de ofrecer una explicación completa de lo que es Microsoft sin hacer una búsqueda en Internet.

“AILEENN es como un niño que está aprendiendo a reconocer cosas”, dijo Gutiérrez Novelo.

La mayoría de los proyectos que Manuel Gutiérrez Novelo ha llevado a la práctica han tenido que ser desarrollados en Estados Unidos, debido a la falta de recursos económicos y tecnológicos de México.

Es por eso y porque al inventor le desagrada el presidente Donald Trump que decició que en esta ocasión AILEENN tendría su cerebro en México, específicamente en Assetel, un proveedor de Servicios y Soluciones de Tecnologías de Información (TI) e Internet ubicado en Guadalajara, la capital jalisciense.

De acuerdo con Gutiérrez Novelo, las capacidades de AILEENN no las tiene ni Watson, ni Siri, ni ASIMOV, ni Sophia, ni ninguna otra plataforma artificial en el mundo. Además de que cuenta con un sistema de encriptación basado en blockchain, lo que evitará que ocurra similar a lo que plantea la película de Los Vengadores, en la que una IA similar a AILEENN toma el control de todas las formas de comunicación electrónica del mundo, esta plataforma de Inteligencia Artificial mexicana podrá ser mejorada gracias a la comunidad de desarrolladores que creen aplicaciones (APIs) para extender sus capacidades.

En este sentido, Gutiérrez Novelo planteó varias posibilidades de lo que AILEENN podría llegar a hacer, como convertirse en un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP), del estilo de SAP y Microsoft Dynamics, que eventualmente pondrá a disposición de forma gratuita para aquellas pequeñas y medianas empresas que requieran este tipo de sistema pero que no cuenten con los recursos para implementarlos.

Pero su apuesta más relevante es que AILEENN trabaje en labores de beneficio social, como la distribución del gasto público o el control de la movilidad en una ciudad.         

A partir de la observación del cerebro de una abeja, Manuel Gutiérrez Novelo fue capaz de imaginar una inteligencia que ayudara a mejorar la vida de los mexicanos. Algo que solo puede hacer un hombre del Renacimiento que vive en el siglo XXI.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx