Huawei ha presentado este jueves la renovación de su familia Mate con los Huawei Mate 30, dos terminales que se posicionan como los nuevos buque insignia de la compañía china y que presumen sobre todo de su cámara. Pero las especificaciones de los nuevos Huawei no eran precisamente lo más esperado de la presentación. La guerra iniciada en mayo entre el Gobierno de Donald Trump y la empresa asiática ha marcado el evento de Huawei —es el primer teléfono de gama alta de la compañía que se presenta desde entonces—, donde los asistentes esperaban conocer si los Mate 30 estarán disponibles con Android o no.

Al final, Huawei ha optado por la vía más esperada, pero que causa más incertidumbres. Los nuevos Mate 30 llegarán al mercado con Android Open Source, la versión de código abierto que ofrece Google y que supone que aplicaciones como Google Maps, Gmail o YouTube ya no vendrán preinstaladas. Tampoco la tienda de aplicaciones Google Play vendrá instalada en los nuevos Mate 30. La compañía asegura que pese a que no vengan instaladas de fábrica, las apps se podrán utilizar en los terminales aunque no ha detallado cómo hacerlo.

Además, otras aplicaciones que empleen los servicios de Google para su funcionamiento, también se verán afectadas. Por ejemplo, plataformas de comida a domicilio que dependen de Google Maps para la geolocalización de sus repartidores o la misma WhatsApp, cuyas conversaciones se almacenan en Google Drive. P

ara solventar este inconveniente, que podría poner en riesgo su negocio en Europa, donde el sistema operativo Android está ampliamente consolidado, la tecnológica china asegura estar trabajando en una fórmula que permitirá a los usuarios acceder de forma sencilla a todo tipo de aplicaciones, incluidas las de Google.

Además, Huawei asegura estar apostando por su propia tienda de aplicaciones, App Gallery, en la que ha invertido 1,300 millones de dólares en los últimos meses y en la que ya alberga 11,000 aplicaciones, pero faltan algunas importantes, como WhatsApp.

Lanzamiento

"El teléfono saldrá a la venta a finales de octubre o noviembre, cuando tengamos la solución perfecta para que cualquier usuario pueda acceder a todo tipo de aplicaciones desde su Huawei Mate 30", aseguran desde la compañía. Por su parte, los terminales Huawei a la venta actualmente seguirán funcionando con Android 9 y se actualizarán a Android 10 cuando esté disponible.

Que los nuevos Mate 30 funcionaran o no con Android era una pieza clave para que Huawei pudiera mantener la fórmula del éxito que le ha llevado a ser una de las marcas más vendidas en Europa. Aunque debido al impulso de las ventas en China en el segundo trimestre del año Huawei presume de seguir creciendo, lo cierto es que la cuota de mercado de la compañía en Europa ha caído de un 24.9% en el primer trimestre de 2019 a un 19.3% en el segundo, según Counterpoint Research.

La lista negra en la que Estados Unidos incluyó a Huawei el pasado mes de mayo prohíbe a las empresas estadounidenses mantener relaciones comerciales con la compañía, tanto en la venta de componentes (chips, especialmente) como en el caso de Google y sus licencias de Android. Pero Huawei parece volver a sortear el cerco americano una vez más.

Al ser cuestionados por el asunto, la propia Google remitía el miércoles a las declaraciones que un portavoz de la compañía realizó a finales de agosto a Reuters, en las que se explicaba que los nuevos Mate 30 de Huawei no podrían salir a la venta con la licencia de las aplicaciones y servicios de Google debido al veto establecido por el gobierno estadounidense y a pesar de la tregua de 90 días en la que se encuentran actualmente.