En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, El Economista ha buscado la voces de mujeres expertas en el campo de las tecnologías de la información y comunicación, para conocer los logros y los retos que aún hay en México para lograr una mayor inclusión en la industria y que se pueda alcanzar una mayor equidad en los diferentes niveles de la sociedad.

Erika Domínguez, es directora de Planeación Estratégica de KIO México. Estudió certificación, diseño gráfico y principios de psicología, ha desarrollado toda su carrera profesional en KIO México.

一¿Qué han logrado las mujeres hasta el momento en México?

—Creo que se han logrado muchas cosas, cada vez ves a más mujeres en puestos directivos en empresas muy importantes. Cada vez vemos en el sector público también a muchas mujeres. Sí se ha notado ese músculo y además, las mujeres estamos entrando en carreras que tradicionalmente eran de hombres. Y ahora estamos viendo una mezcla en temas de tecnología. ¿Qué es lo que hemos ganado? Hemos ganado una mayor voz. No significa que al contratar a una mujer vayas a tomar mejores decisiones sino que vas a tomar decisiones diferentes. Además hemos ganado unión, con mujeres que somos más empáticas entre nosotras, muchas veces gracias a las redes sociales.

一¿Qué falta por conseguir?

—Falta también mucho. Si bien sí se ha avanzado, hace falta balancear las cosas. Somos una sociedad formada por hombres y mujeres y el desbalance causa muchos conflictos. A veces se malentiende el tema de la igualdad, porque a fin de cuentas sí somos diferentes, pero sí en desarrollo y en oportunidades se tiene que apoyar a las mujeres, para que logremos balancear la relación entre ambos.

Desde la industria tecnológica, es muy importante promover desde edades muy tempranas que entren a carreras de tecnología o de ciencias, porque la tecnología es neutral respecto al género y permite que ambos desarrollen sus capacidades a través de ellas.

一¿Cuáles son actualmente los problemas más severos a los que se enfrentan las mujeres en México?

—Indudablemente, es el tema de la violencia hacia las mujeres. Eso no resta que en el país en general haya violencia, pero en el caso de las mujeres ha sido particularmente marcado el hecho de que sucede sólo por el hecho de que son mujeres, lo que no permite que muchas se desarrollen. El entorno social, donde no se recibe apoyo, también afecta en este sentido. Hay que luchar mucho en este sentido, porque entre todos podemos hacerlo. Por eso los movimientos y las manifestaciones me dejan muy esperanzada.

一 ¿Qué le toca hacer al gobierno, a la sociedad civil y a la iniciativa privada?

—En la iniciativa privada, lo que tenemos que hacer son aportaciones en el sentido de ofrecer programas que mejoren y faciliten la estadía en el entorno laboral, como programas de salud o programas de capacitación en liderazgo y maestrías. Cuando pones en la mesa de la estrategia que tienes que balancear los esfuerzos que estás haciendo le das más importancia a estos detalles.

一¿Qué hace falta cambiar en la industria tecnológica para incluir a más mujeres?

—Hemos logrado mucho. A mí me entusiasma mucho ir a foros de tecnología y emprendimiento y que cada año veamos a más mujeres. Pero para que las tecnologías funcionen de manera holística, su creación y su diseño deben incluir el pensamiento de todos los que las usamos. Afortunadamente, cada vez hay más ingenieras y emprendedoras que dominan la tecnología.

[email protected]