Cada vez son más populares, aunque ya llevan tiempo en la web. Son sitios que ofrecen hospedaje gratis alrededor del mundo y ayuda para los mochileros .

Pero estas redes sociales, más que un servicio de alojamiento global, son una llave para hacer amigos, conocer la cultura y las costumbres de otras partes del mundo.

El portal más representativo de esta ola es CouchSurfing.com, el cual para inicios del 2009 ya contaba con un millón de usuarios.

Otras páginas similares son: The Hospitality Club, Globalfreeloaders.com o Travelroomers.com, ofrecen servicios para encontrar asilo en la red.

¿Cómo funcionan?

Funcionan de manera fácil y son seguros, basta con registrarse en el sitio para ponerse en contacto con miembros, quienes previamente ingresaron al sistema otorgando sus datos, y ofrecen su hospitalidad y consejos para los viajeros que buscan una manera diferente de conocer el mundo.

El servicio no solo es funcional para las personas que buscan un techo, sino que también puede servir como un sistema de recomendación.

Es sencillo, ya que al contactar a un miembro se puede solicitar información acerca de los sitios de interés para visitar o incluso, se pueden obtener consejos para que la estancia sea más amena, divertida e incluso económica.

Medidas de seguridad

Para que no corras riesgos al recibir a un desconocido , estos sitios cuentan con un sistema de calificación, el cual se basa en comentarios de otros usuarios que anteriormente recibieron hospedaje y atenciones de una persona, dando fe de sus buenas costumbres, hospitalidad y confianza.

Otro es la verificación por tarjeta de crédito, que no es obligatorio, pero que sirve para corroborar los datos de la persona, como su nombre y dirección.

De este modo, utilizar este tipo de servicios puede ofrecer una nueva experiencia al viajar, beneficiando la economía personal y sobre todo brindando un panorama diferente para conocer el mundo.

RDS