El año pasado, Google retiró 1.7 millones de anuncios que infringían sus políticas para hacer de Internet un lugar seguro, lo que representa más del doble de la cantidad retirada en 2015.

En su blog oficial, explicó que dichos anuncios, que promocionan productos ilegales, ofertas engañosas o páginas que obtienen información de los usuarios para instalar software dañino, representa una amenaza tanto para los usuarios como para los anunciantes, así como a la sostenibilidad de Internet.

La firma fundada por Larry Page explicó que el año pasado centraron sus esfuerzos en ampliar sus políticas para proteger a los usuarios de ofertas engañosas, y ejemplificó que en julio pasado implementaron una política para prohibir la publicidad de préstamos en día de pago, lo que genera pagos inasequibles y altas tasas de interés.

NOTICIA: Denuncian que Facebook desdeña reclamos por censura y abusos

Con ello, seis meses después del lanzamiento de la iniciativa, se eliminaron más de cinco millones de anuncios relacionados con préstamos; además, en 2016, sus sistemas detectaron y deshabilitaron 112 millones de anuncios de páginas en las que se solicita hacer clic, las cuales están relacionadas con la descarga de software maligno.

Detalló que algunos de los anuncios con los que tomaron medidas fue con aquellos que promovían actividades o productos ilegales.

Así, sus sistemas detectaron el año pasado un incremento de anuncios que violaban las normas de salud, lo que derivó en el retiro de más de 68 millones el año pasado, ello, en comparación con los 12.5 millones observados en 2015, también se eliminaron más de 17 millones de anuncios relacionados con el juego ilegal.

NOTICIA: Ex espía británico teme por su vida tras lanzar informe sobre Trump

Abundó que otros de los anuncios que eliminaron fueron los de páginas que invitaban a hacer clic con ofertas milagrosas, el año pasado encontraron 80 millones, destacaron 23,000 de aut-clic en dispositivos móviles, anuncios que aumentaron en comparación con los de 2015.

La firma tecnológica puntualizó en que también surgieron cloackers tabloide, es decir, estafadores que difunden noticias falsas, de los cuales fueron eliminados 1,300 cuentas y estimó que estos proliferen en los años venideros.

Con ello, subrayó la necesidad de mantener protegidos a los internautas de malas experiencias en la web; sin embargo, existen retos debido a que en la misma medida en la que se invierte para detectar y eliminar dichos anuncios, los estafadores también hacen esfuerzos más elaborados para engañar a sus sistemas.

NOTICIA: Rusia ayudó a difundir noticias falsas durante elección en EU

mfh