Según el diario galo L'Express, Google Francia habría sido investigado en junio del 2011 por la Dirección Nacional de Investigaciones Tributarias y Aduaneras. Los numerosos correos electrónicos, facturas y otros contratos incautados como fruto del registro podrían apuntar a que la empresa habría evadido impuestos entre el 2008 y el 2010. El buscador podría enfrentarse a una multa de hasta 100 millones de euros.

Francia es el cuarto país del mundo en el que Google registra una mayor actividad, asegura el periódico. La compañía afirmó haber facturado allí sólo 68.7 millones de euros en el 2010. Se trata de una cifra 37 veces inferior a la declarada en Reino Unido, donde ascendió a los 2,500 millones de euros. La venta de publicidad en el país vecino podría haber sido facturada directamente en la sede irlandesa de la empresa, donde los impuestos son más económicos.

Fuentes del gigante tecnológico, citadas por L'Express, defienden que su actividad se ajusta a todas las legislaciones fiscales de los países donde opera y que están convencidos de haber cumplido con la ley también en Francia.

En el caso de que Google fuera sancionado, otras empresas tecnológicas, como Apple, Facebook o Amazon, podrían enfrentarse a causas similares. La noticia de esta investigación coincide con las propuestas electorales de Nicolas Sarkozy y François Hollande, que han puesto sobre la mesa la posibilidad de cobrar más impuestos a las compañías que operan en Francia.

En alianza informativa con CincoDías.com