Malas noticias para los nostálgicos. Sony dejará de comercializar los dispositivos de almacenamiento de 3.5 pulgadas en el 2011 (los famosos disquetes negros).

La empresa que fue pionera en la comercialización de estos discos en 1981, es la última en sacarlos del mercado, ya que en los últimos dos años, prácticamente todos dejaron de producirlos, ante la popularidad del USB y la fabricación de equipos de cómputo que ya no tienen un lector para estos discos.

Como es de suponerse, su formato (del tamaño de dos tarjetas de crédito) y su poca capacidad de almacenamiento (1.2 MB) son las verdaderas razones por las que prácticamente ya nadie los compra.

Japón era el único país en donde Sony mantenía la línea de diskettes de 3.5 pulgadas. En año pasado, vendió 12 millones de éstos, una cifra que se torna ridícula si se compara con los 47 millones que se vendieron, sólo en tierras nipones, por allá del 2002.

Algunos nostálgicos ya han empezado a inundar la red con comentarios al respecto (en blogs y facebook) subiendo fotos de algunos de sus diskettes más originales –muchos estaban impresos como verdaderas de arte, con carcasas de colores e impresos únicos y recordando cómo los usaban.

RDS