Estados Unidos lanzó este martes una investigación formal sobre tasas aplicadas a servicios digitales aplicadas en varios países, entre ellos los de la Unión Europea, Reino Unido, Turquía e India.

"Al presidente Donald Trump le preocupa que muchos de nuestros socios comerciales adopten reglas fiscales que apuntan injustamente contra empresas estadounidenses", dijo el Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Robert Lighthizer.

Estamos prontos para tomar todas las medidas para defender a nuestras empresas y a nuestros asalariados contra toda forma de discriminación", añadió.

La investigación fue lanzada en el marco del articulo 301 de la ley de comercio de 1974 que durante el mandato del Trump fue utilizado muchas veces en consulta con particulares o empresas.

En este caso, se puso el 15 de julio como fecha límite para hacer llegar contribuciones o aportes al tema.

La llamada tasa digital es considerada por Washington como un mecanismo discriminatorio contra gigantes tecnológicos estadounidenses como Amazon, Google, Apple o Netflix y amenazó con tomar represalias contra países que la pusieron en práctica.

Tras un creciente conflicto durante el cual Trump amenazó con aumentar los gravámenes al vino francés, París propuso a Estados Unidos suspender el cobro de esa tasa este año para entretanto buscar un acuerdo.

La OCDE aboga desde hace años por una reforma fiscal más adaptada a la economía digital pero aún no ha encontrado consenso.