Un grupo que afirma pertenecer a la organización Estado Islámico (EI) pirateó este lunes 12 de enero las cuentas en Twitter y YouTube del comando militar estadounidense en Medio Oriente (Centcom) y difundió documentos confidenciales del ejército norteamericano, entre ellos las direcciones personales de oficiales.

"El EI ya está allí, estamos en sus PC, en cada base militar estadounidense", escribieron los piratas informáticos en la cuenta de Twitter del Centcom.

El Pentágono confirmó que la cuenta del Comando Central de Estados Unidos en Twitter fue hackeada y los supuestos piratas informáticos que dijeron ser simpatizantes del grupo insurgente Estado Islámico publicaron información sobre Corea del Norte y China.

Un funcionario del Departamento de Defensa dijo bajo condición de anonimato que "el Centcom está tomando las medidas apropiadas para abordar el tema".

En la cuenta de Twitter se publicó una lista de generales y direcciones vinculadas con esos militares, al parecer actualizada al 2 de enero del 2014.

"En nombre de Alá, el más misericordioso, el cibercalifato continúa su ciberyihad", dice un mensaje en la cuenta.

Mensajes posteriores decían "¡Redes del Pentágono Pirateadas! Escenarios de China" y "¡Redes del Pentágono Pirateadas! Escenarios de Corea".

Los mensajes aparentemente son información sobre Corea del Norte, planes militares de China y supuestos datos de vigilancia de inteligencia y reconocimiento de posiciones militares chinas.

Un funcionario del Pentágono confirmó que la cuenta del Comando en el sitio de videos YouTube fue suspendida, al igual que la cuenta de Twitter.

La infiltración ocurrió en momentos en que el presidente Barack Obama se prepara para detallar nuevas propuestas para proteger los sistemas de internet del país de amenazas cibernéticas.

rarl