En cuestiones de tecnología, en este 2018 seguiremos hablando sobre los vehículos autónomos, el Internet de las Cosas, la realidad virtual, la realidad aumentada, el blockchain, pero sobre todo hablaremos sobre inteligencia artificial.

Para la consultora Gartner, los sistemas inteligentes dominarán las tendencias tecnológicas, a medida que la inteligencia artificial se integre a más sistemas y a servicios que utilizamos de manera cotidiana. De acuerdo con un sondeo de la consultora, 40% de las empresas ya se encuentran adoptando o han implementado programas piloto que integren la inteligencia artificial a sus verticales de negocios.

De acuerdo con la firma, en los próximos años todas las aplicaciones y servicios incorporarán la inteligencia artificial en cierto grado y ayudarán a transformar la naturaleza del trabajo y la estructura de las oficinas, como lo han demostrado los asistentes virtuales y los asistentes empresariales.

La inteligencia artificial se ha inmiscuido en los chatbots que te ayudan a hacer reservaciones de avión, hacer alguna reclamación en línea o para buscar algún servicio en línea. Tanto Gartner como la tecnológica estadounidense Cisco, prevén que este año las aplicaciones inteligentes cobren más fuerza para crear procesos automatizados más uniformes y que ayuden a las empresas a ampliar sus servicios. La inteligencia artificial estará en todos lados aunque tú no lo percibas.

Aunque el Internet de las Cosas no es un término nuevo, aún no hemos visto que despeguen realmente estas tecnologías. Apple y Amazon quieren dominar los hogares con sus asistentes inteligentes para el hogar y las compañías de electrodomésticos empezarán a lanzar sus productos idealizados para el hogar del mañana.

En los ambientes industriales, la posibilidad de conectar sensores a las maquinarías ayudarán a las empresas a reducir tiempos de respuesta y adaptarse a las necesidades de cada proceso. En el mundo de la tecnología de consumo, podremos ver la llegada de objetos conectados como las aspiradoras inteligentes o las máquinas que doblan la ropa automáticamente. Cada vez será mayor la integración de los sistemas industriales con las herramientas de conectividad, que ayudarán a acelerar la digitalización de las industrias.

Es poco probable que este año veamos vehículos autónomos circulando de manera masiva por las calles de alguna ciudad. Pero el interés por estas tecnologías sigue estando en la mira de los fabricantes de autos y en compañías como Uber, Lyft y Tesla, que siguen manteniendo la mira su intención de desplegar sus flotas de vehículos sin conductor por todo el mundo.

El blockchain, según Gartner, es una herramienta con mucho potencial y una tendencia sobre la cual los reflectores estarán puestos a medida que se expanda más allá de las instituciones financieras. Para la consultora, la distribución de contenido, las áreas de salud y suministro se verán beneficiadas por la posibilidad de realizar transacciones transparentes sin riesgos de fraude y sin el temor de un ciberataque.

Las experiencias inmersivas tomarán lo mejor de dos mundos: la realidad virtual y la realidad aumentada. Ninguna de estas dos tecnologías ha despegado como se esperaba, pero las inversiones a estas tecnologías siguen levantando el interés de los inversionistas privados. Gartner considera que la inteligencia artificial, la realidad virtual y las plataformas de comunicación se combinarán para ofrecernos una realidad mixta, que transformará la manera en que los consumidores compran y en que los desarrolladores crean experiencias digitales nuevas.

A una semana de que arranque el CES, el evento de tecnología más grande del planeta, es momento de empezar a divisar las tecnologías que nos ayudarán a definir nuestra relación con la tecnología en el futuro próximo, y por ahora podemos estar seguros de que los robots todavía no nos reemplazarán.

[email protected]