Una corte de Estados Unidos negó la petición de la tecnológica Apple para que se prohibiera permanentemente la venta de los teléfonos inteligentes de la surcoreana Samsung Electronics, de acuerdos con documentos de la Corte.

Esto resuelve la petición del grupo estadounidense, creador de los dispositivos iPhone y iPad, que solicitó a la justicia a finales de agosto detener la venta en Estados Unidos de ocho teléfonos móviles de su rival Samsung.

La firma que dirige Tim Cook solicitó esta prohibición luego de obtener una victoria en un megajucio sobre violación de patentes que lo enfrenta con el gigante surcoreano pues el 24 de agosto de este año un jurado de Estados Unidos determinó que Samsung Electronics Co Ltd había infringido algunas de las patentes de Apple Inc y que todas las de esta última compañía eran válidas.

Además, el jurado decidió que Samsung debía compensar a Apple con 1,051 millones de dólares por daños a patentes válidas de la empresa estadounidense, sentencia que la surcoreana busca revertir mediante un recurso de apelación.

El caso no incluye al nuevo teléfono de Samsung Galaxy S III, lanzado al mercado tras la demanda pero objeto de otro litigio.

La solicitud de prohibición emprendida por Apple incluye a teléfonos vendidos a clientes estadounidenses por ATT, Verizon y T-Mobile, que según el dictamen de un jurado de un tribunal federal, violaron las patentes del icónico teléfono inteligente iPhone de Apple.

Apple solicitó también al tribunal prohibir algunos de los nuevos teléfonos 4G de la línea Samsung Galaxy, así como el Droid Charge vendido a través de Verizon.

Apple pidió al Tribunal de Distrito de Estados Unidos en San José, California, emitir una medida cautelar contra los ocho dispositivos mientras se debate un mandato judicial permanente.

Los teléfonos en cuestión son el Galaxy S 4G, Galaxy S2 modelo ATT, Galaxy S2 Skyrocket, Galaxy S2 T-Mobile, Galaxy S2 Epic 4G, Galaxy S Showcase, Droid Charge y Galaxy Prevail.

Con información de Reuters y AFP

JSO