La concentración mediática, la pobreza y la dependencia tecnológica son algunos de los principales problemas que enfrenta el proceso de digitalización en América Latina, afirmó hoy el investigador Guillermo Mastrini.

El especialista en comunicación y derecho a la información dijo a Notimex que "la concentración de medios en pocas empresas es un problema grave porque traba, en Argentina y México, las iniciativas que buscan desarrollar el mercado en aras de una mayor equidad".

Mastrini, un candidato a Doctor por la Universidad Complutense de Madrid en el programa "Aspectos retóricos, dialécticos y políticos de la información", participa en el proyecto Mapping Digital Media que la Open Society Foundations financió en 80 países.

En Argentina, el catedrático de la Universidad de Buenos Aires fue uno de los autores de ese estudio -que examina las oportunidades y riesgos creados a partir de la digitalización de los medios de comunicación-, junto con Martín Becerra y Santiago Marino.

Esta semana participará en la capital mexicana en el lanzamiento del reporte "Medios digitales: capítulo México", impulsado por la Open Society y la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), para referirse a la experiencia argentina.

En su investigación, Mastrini concluyó que "es fácil verificar que hay disputas incluso entre grupos económicos concentrados en el sector audiovisual y de telecomunicaciones, lo que muchas veces ha demorado soluciones".

Las grandes empresas monopólicas, afirmó, "son tan poderosas que logran frenar políticas que promueven un mayor desarrollo digital y terminan limitando la posibilidad de ofrecer servicios más accesibles para toda la población".

Además de la concentración, dijo, otro de los grandes problemas es la pobreza, ya que en los países latinoamericanos hay enormes sectores de la población cuyas condiciones económicas evitan que puedan acceder a un entorno digital.

Mastrini advirtió que un factor añadido, en algunos casos, "es que seguimos siendo países dependientes tecnológicamente de los países centrales. Nos apropiamos del universo digital, pero en general hay déficit en producción de software".

En el caso de Argentina, precisó que es uno de los países latinoamericanos con mayor acceso a los avances tecnológicos, ya que la televisión por cable está instalada en 80 por ciento de los hogares y el internet de banda ancha en 40 por ciento.

"Se ha avanzado mucho, casi todas las señales de cable están digitalizadas, hay una alta penetración de hogares y un consumo importante de internet, porque la gente que no accede en el hogar, lo hace en el trabajo", explicó.

Sin embargo, agregó, "es un país periférico, las tarifas siguen siendo más caras que en países desarrollados, algo similar ocurre en México, en donde un mayor acceso a la tecnología no abarata los costos para los usuarios".

JSO