Una incógnita saltó cuando Facebook anunció la compra de la plataforma de mensajería instantánea WhatsApp por 16,000 millones de dólares en efectivo y acciones, más 3 millones de dólares en acciones restringidas pagaderas a cuatro años: ¿es una inversión capaz de generar retornos?

Analistas consultados por El Economista coinciden en que el monto de la compra fue elevado y ven con escepticismo que WhatsApp tenga, por sí mismo, un modelo de negocio que asegure la recuperación de la inversión en el corto o mediano plazo.

Paul Sweeney, analista de Bloomberg Industries, dijo que para que este acuerdo genere algún beneficio financiero para Facebook, la compañía debe continuar con el crecimiento de la base de usuarios de WhatsApp por encima de los 1,000 millones.

Las compañías han dicho que van a enfocarse en el crecimiento en el corto a mediano plazo en lugar de la monetización de la plataforma. Así que la recuperación de la inversión de los accionistas puede tardar , aseguró el experto consultado vía correo electrónico.

Los 16,000 millones de dólares que pagará inmediatamente por Whatsapp, tras concretarse la operación, es más del doble de los ingresos que registró la red social durante todo el año fiscal 2013.

El monto a pagar en efectivo, de 4,000 millones de dólares, es 1.4 veces el flujo de efectivo que registró Facebook al cierre del 2013.

Al momento de anunciar la transacción, WhatsApp aseguró que no cambiará su esquema de cobrar una cuota única de un dólar a sus nuevos usuarios luego de un año de uso de la plataforma, ni incluirían anuncios publicitarios para monetizarla.

"El modelo de negocio (de WhatsApp) no tiene una recuperación de la inversión clara. Es una empresa de cobertura mundial pero cuesta trabajo entender su modelo de negocio y justificar esos montos", dijo Ernesto Piedras, director general de la firma de análisis The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

De acuerdo con los datos divulgados por Facebook al momento de la transacción, la plataforma WhatsApp cuenta con 450 millones de usuarios mensuales, de los cuales 70% la utiliza diariamente, así como 1 millón de nuevos usuarios cada día.

Las métricas no logran convencer a los expertos sobre la valuación de WhatsApp. La lectura del movimiento es que es una apuesta estratégica para que la compañía comandada por Mark Zuckerberg sume adeptos, si no es por la red social, entonces por la mensajería.

La transacción no se puede justificar desde el punto de vista financiero y el precio no tiene ningún sentido económico. La mirada de Facebook es netamente estratégica. Facebook quiere ganar participación en mensajería y WhatsApp le da 450 millones de usuarios en un solo golpe, además le permite mantener vigencia entre jóvenes y adolescentes, un segmento que últimamente se estaba yendo hacia otras redes sociales , dijo Andrés Cardenal, analista de Sala de Inversión América.

La millonaria compra supera la inversión que hizo Google en 2011 al adquirir Motorola Mobility en 12,500 millones de dólares, y que terminó por revender a Lenovo en 2,910 millones de dólares.

En perspectiva, la cuantía equivale al 42% del monto anunciado por la cablera estadounidense Comcast para la adquisición de Time Warner Cable; pero más de 20 veces superior a la compra de la firma satelital mexicana Satmex por parte de la francesa Eutelsat Communications valuada en 831 millones de dólares.

¿Qué vale en una empresa? La marca, los activos físicos, la infraestructura y la base de usuarios. En este caso no hay activos físicos para adquirir. La marca tiene huella de mercado importante y una amplia base de clientes pero sin una recuperación clara. No apostaría a que WhatsApp lo vale. Los múltiplos no dan por ningún lado sobre todo porque no es un modelo de negocio con aritmética fácil , dijo Piedras, de The CIU.

Pese a la falta de claridad en la valuación de WhatsApp, el analista de Bloomberg Industries, Paul Sweeney, confía en que la transacción puede ser potencialmente un buen negocio para Facebook .

Está adquiriendo un competidor importante. Facebook está ganando 450 millones de usuarios, la mayoría de ellos fuera de Estados Unidos –un área donde necesita expandirse , consideró.

Aún así los inversionistas se mantienen escépticos. En las operaciones previas a la apertura del mercado en la jornada de este jueves, las acciones de Facebook registraban una caída de casi 4% al presentar una cotización de 65.50 dólares cada una, luego de haber cerrado el miércoles con una alza de 1.13 por ciento.

julio.sanchez@eleconomista.mx

mac