Microsoft no escapará a las sanciones de la Comisión Europea, que acusa al gigante de la informática estadounidense de no cumplir con la obligación de ofrecer a sus consumidores alternativas a su propio buscador web (Internet Explorer), señaló el titular de Competencia de la Comisión Europea, Joaquín Almunia.

"Sí" respondió Almunia al ser interrogado sobre si una sanción contra Microsoft era inevitable.

La Comisión puede imponer sanciones de hasta un 10% del volumen de negocios de la empresa.

La Comisión Europea abrió en julio una investigación por el posible incumplimiento de Microsoft de una orden de 2009 que le exigía permitir a los usuarios de su sistema operativo Windows elegir entre diferentes navegadores de internet.

El comisario europeo ya había advertido que esta es la primera vez que una empresa infractora incumple los compromisos impuestos en un caso antimonopolio.

En diciembre de 2009 la Comisión había obligado a Microsoft a instalar una ventana multiopción para los usuarios europeos de Windows hasta 2014 para que pudieran elegir entre varios navegadores de internet.

Microsoft fue multada en 2008 con 899 millones de euros, un monto reducido luego a 860 millones, por haber abusado de su posición dominante al no permitir a la competencia acceder a las informaciones relativas a la interoperabilidad con condiciones razonables en el periodo 1998-2007.

MFH