La banda ancha argentina quedó lejos, muy lejos, del podio en el ranking que armó al compañía de televisión por Internet Netflix. Tanto, que tiene el rendimiento promedio más lento de todas las relevadas, por detrás de los servicios de banda ancha de otros países de la región y muy lejos de los países con mejor conexión a Internet.

Según el reporte, el rendimiento promedio de los principales proveedores de banda ancha de la Argentina es de 1.6 megabytes por segundo, frente a los 1.7 MBS de México, los 1.91 MBS de Colombia, los 2,08 MBS de Brasil y los 2.09 MBS de Chile.

El Índice de velocidades se basa en los datos de más de 44 millones de miembros de Netflix en todo el mundo que vieron más de mil millones de horas de series y películas por mes , puntualiza el informe, que destaca que, por lo general, una red más rápida implica una mejor calidad de imagen, tiempos de inicio más veloces y menos interrupciones .

En el relevamiento -que se actualiza mes a mes- además de medir la velocidad promedio de la banda ancha, la compañía analiza el rendimiento de velocidad que ofrece promedio de cada proveedor.

En la Argentina, el más rápido es, según el informe, Fibertel, con 1.88 MBS, seguido por Telecentro con 1.78 MBS, lejos de los 1.28 MBS de Telefónico y los 1.2 MBS de Telecom.

Los países con mejor velocidad promedio son Holanda (3,3 MBS, más del doble que la Argentina), Dinamarca (2.95 MBS) y Sueci y Noruega (ambas con 2.78 MBS).

Ken Florance, vicepresidente de transmisión de contenidos de Netflix, apuntó que, como preveían, la calidad de las conexiones de banda ancha en Latinoamérica ha mejorado desde que lanzaron sus servicios en la región en 2011. Pero resaltó: En general, las tendencias apuntan en la dirección correcta, excepto en Argentina, donde es necesario trabajar para revertir una tendencia negativa .

Entre otras cosas, el informe apunta que GVT en Brasil y GTD en Chile son, en todos los aspectos, los proveedores de banda ancha más rápidos de la región , que los grandes proveedores, que por lo general corresponden a entidades antiguamente administradas por el estado, son los que obtienen los puntajes más bajos en el Índice de velocidades .

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica