El plazo estimado de entrega del nuevo iPhone de Apple se retrasó una semana en el primer día de preventa el viernes, lo que sugiere una fuerte demanda para la versión más delgada, liviana y rápida del teléfono avanzado.

En la primera hora de inicio de la preventa, la tienda www.apple.com proyectó que los envíos tardarían dos semanas en completarse, dijo Cross Research, una firma de investigación independiente.

Apple comenzó a tomar ordenes por adelantado para el iPhone 5 las 0700 GMT del viernes, con las primeras entregas establecidas para dentro de una semana.

"Creemos que la rápida venta indica altos niveles de demanda y restricciones de suministro", dijo Cross Research en una nota.

"No obstante, dado que la compañía anunció un agresivo programa de lanzamiento, asumimos que el plan de gestión incluye un rápido incremento en la producción", agregó.

El jueves, un grupo de analistas elevó sus pronósticos de ventas del iPhone gracias al lanzamiento de la nueva versión. Algunos dijeron que este trimestre se habrían vendido más de 30 millones de los teléfonos inteligentes de Apple.

Las acciones de la firma subieron 1.9% un nuevo máximo de 695,86 dólares el viernes, antes de retroceder levemente a 694,33 dólares en una dinámica sesión en Nueva York.

Apple no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios.

apr