Apple Inc rechazó este martes las acusaciones del regulador de la competencia de Rusia de que se habría involucrado en la manipulación de precios de sus teléfonos iPhone en el país, y argumentó que los revendedores fijan sus propios precios.

Apple reaccionó un día después de que el Servicio Federal Antimonopolio de Rusia (FAS) informó que había abierto un caso por acusaciones después de que consumidores informaron que 16 grandes revendedores habían establecido precios idénticos por los modelos de iPhone 6s y 6s Plus, que fueron lanzados en Rusia en octubre de 2015.

NOTICIA: Apple aún dice no a las malas ideas

En comentarios enviados por correo electrónico, Apple comunicó que no obliga a revendedores rusos a fijar los precios de sus productos.

"Los revendedores establecen sus propios precios para los productos de Apple que venden en Rusia y alrededor del mundo", aseguró la oficina de prensa de la compañía.

El Servicio Federal Antimonopolio de Rusia informó que está investigando sobre la idea de que Apple haya obligado de alguna forma a los revendedores rusos a tratar los precios recomendados para sus productos como obligatorios.

NOTICIA: ¿Cuánto ganará Apple con la Pokémon Go?

La entidad afirmó que una investigación mostró que los minoristas fijaron precios idénticos y los mantuvieron a ese nivel por un cierto período de tiempo, incluyendo los de otros modelos.

El FAS puede multar a empresas que encuentre culpables de manipulación de precios.

erp