La multinacional estadounidense Amazon ha desarrollado un 'software' basado en inteligencia artificial que bucea en el historial médico de los pacientes para extraer de forma rápida y organizada la información relevante que necesiten usar los doctores.

La compañía anuncia que el nuevo servicio, bautizado como Amazon Comprehend Medical, procesa "textos médicos desestructurados" e identifica información como "diagnósticos, tratamientos, dosis y síntomas".

La herramienta está pensada para que hospitales, aseguradoras, investigadores y empresas farmacéuticas ahorren parte del tiempo y dinero que actualmente se destina a hallar datos puntuales de cada paciente entre los documentos que conforman su historial médico.

La compañía con sede en Seattle (Washington, Estados Unidos) destacó su potencial para mejorar los tratamientos al permitir a los doctores disponer de información más rápidamente y en algunos casos con mayor precisión que en el proceso manual.

La división de computación en nube de la empresa, Amazon Web Services, ya hace tiempo que ofrece servicios similares de análisis de textos mediante inteligencia artificial en otros ámbitos, pero esta es la primera vez que se adentra en el mundo de la salud.

Según la compañía, Amazon Web Services no podrá ver los datos que procesan sus algoritmos en la búsqueda de información porque estos están encriptados y su desbloqueo está solo permitido a aquellos clientes que dispongan de una clave.

Este anuncio llega después de que en enero se hiciera pública una alianza entre Amazon, Berkshire Hathaway, el 'brazo inversor' del multimillonario Warren Buffet y el banco estadounidense JP Morgan para crear una compañía independiente de cuidados de salud. La firma tiene como objetivo reducir los costes de la atención médica y mejorar los servicios ofrecidos a sus empleados en Estados Unidos.

En concreto, la compañía, que no tendrá ánimo de lucro, se enfocará inicialmente en ofrecer soluciones tecnológicas de atención médica a un coste "razonable" y de "alta calidad" para sus empleados en Estados Unidos y familiares, pero que se podría trasladar al resto de trabajadores del país, explicaron en un comunicado.

erp