El 2018 fue el año de arribo de los altavoces inteligentes y sus asistentes virtuales a México. Primero fueron Google Home y Google Home Mini, que hicieron su aparición en las tiendas mexicanas en junio pasado, y ahora, apenas unos días antes del Buen Fin 2018, que se lleva a cabo del 16 al 19 de noviembre, Amazon decidió presentar la versión regional de Alexa y varios dispositivos: Amazon Echo, Amazon Echo Plus, Amazon Echo Dot, Amazon Echo Spot y hasta los enchufes con wifi (Amazon Smart Plug) para convertir otros dispositivos eléctricos y electrónicos a su versión inteligente.

En Estados Unidos, el mayor mercado para estos aparatos, en dos años su uso ha crecido hasta alcanzar a 47.3 millones de personas, poco más de 20% de la población de este país, de acuerdo con TechCrunch. Este mercado es dominado por Amazon, que en el 2017 tenía más de 70% de participación, mientras que Google llegó en aquel año a poco más de 18%, según el sitio especializado en tecnología.

En El Economista tuvimos la oportunidad de probar dos de estos dispositivos: Google Home Mini y Amazon Echo. Lo primero que hay que decir es que ambos dispositivos pertenecen a categorías diferentes, por lo que sus características técnicas no son comparables entre sí. Amazon Echo es la versión regular de los dispositivos inteligentes de Amazon, mientras que Google Home Mini es la versión económica de los altavoces Google Home. Lo que se compara en estas líneas son la usabilidad y la experiencia de ambos dispositivos y de sus respectivos asistentes virtuales Alexa y Google Assistant, en un hogar mexicano.

Desempeño contra experiencia

Para comenzar a usar tanto el Google Home Mini como el Echo de Amazon es necesario descargar las aplicaciones de ambos servicios en un smartphone, que se convierte en el centro de mando de estos aparatos inteligentes. De inicio hay que decir que es mucho más fácil instalar la aplicación de Google Home que la de Alexa de Amazon; mientras que con Google Home tardé poco más de 5 minutos en configurar el dispositivo, con Alexa este tiempo superó los 10 minutos. Esto se refleja también en las calificaciones que han recibido ambas aplicaciones dentro de la Play Store: Google Home tiene 4.1 de aprobación de los usuarios mientras que Alexa alcanza 3.5 de calificación. 

Ya que se ha configurado el dispositivo, lo que sigue es añadir aquellas funciones que uno desea utilizar en cada aparato, aplicaciones en el caso de Google y skills (habilidades) en el de Amazon. La realización de este paso en ambos aparatos también es dispar en cuanto a accesibilidad y tiempo. Mientras que el asistente de Google abreva de las capacidades del buscador de la compañía y de muchos otros servicios integrados en su plataforma de nube, lo que hace más natural usarlo como si fuera el propio buscador, en el caso de Alexa, es necesario recurrir a los cientos de skills provistos por terceros para comenzar a tener una experiencia satisfactoria.    

Si bien varias de las aplicaciones se añaden desde la app de cada compañía en el smartphone, lo interesante es comenzar a probar los dispositivos con interacciones de voz y es aquí donde surgen las primeras limitaciones de Google.

Empezando por la voz de cada asistente, la de Google Assistant se escucha mucho más mecanizada que la de Alexa, lo que desde un punto de vista personal es algo que lo hace mucho menos atractivo para seguir realizándole preguntas. Incluso, cuando se le pregunta al Google Home Mini cuál es su opinión sobre Alexa, lo primero que atina a decir es que tiene una voz melodiosa que “le gusta”.

Igual que 90% de los usuarios de altavoces inteligentes en Estados Unidos, el principal uso que le di tanto a Google Home Mini como a Amazon Echo fue escuchar música. Con un woofer de 63.6 mm, un tweeter dedicado, procesamiento Dolby y audio omnidireccional de 360°, el Echo de Amazon ofrece una mucho mayor calidad de audio que el sonido en 360° con controlador de 40 mm del Google Home Mini y basta para llenar con música un departamento de tamaño medio.

Lo mismo sucede en el caso del alcance que tienen los micrófonos de cada dispositivo. Mientras que el Amazon Echo cuenta con siete micrófonos que distinguen la voz en medio de un ruido intenso, el Google Home Mini sólo cuenta con dos, lo que a veces hace difícil que el aparato escuche las instrucciones en una distancia mayor a 4 o 5 metros.

El diseño de ambos dispositivos también dice mucho de la experiencia potencial que pueden ofrecer. El Google Home es pequeño, tiene un diámetro de casi 10 centímetros, una altura de 4.2 y un peso de apenas 173 gramos  y aunque sus colores neutros se integran con facilidad a la decoración de cualquier habitación, esto hace que a veces a uno se le olvide que el aparato está ahí y, por tanto, deje de usarlo, lo que no sucede con los casi 15 centímetros de altura del Amazon Echo, el cual pesa casi 1 kilo, a lo que se añade la luz azul que aparece cada que se interactúa con Alexa. 

Como ya se dijo, estos dispositivos no son comparables entre sí, pues pertenecen a categorías completamente distintas. Habría sido más justo hacer una comparación entre Amazon Echo y Google Home o entre Amazon Echo Dot y el Google Home Mini, que pertenecen a la misma gama.

La mayoría de las veces, usé ambos dispositivos para escuchar música y esto me deja claro que el de Amazon funciona mejor como un sistema de entretenimiento integrado, capaz de conectarse a otros aparatos de audio y televisión con un desempeño mucho mejor. La ventaja de Google radica en que los demás servicios de la compañía, desde Google Maps, Google Calendar, hasta el mismo buscador, se integran mejor a la experiencia de uso de un asistente virtual dedicado al trabajo.

Todo esto hizo que me diera cuenta de que mientras que usé el Google Home Mini durante buena parte de mis jornadas laborales para agendar eventos, realizar cálculos y establecer alarmas (lo que también puede hacer el Amazon Echo), mi uso del dispositivo de Amazon se orientó más a los horarios nocturnos, para, de nuevo, escuchar música, pero también para hacer preguntas sobre hechos intrascendentes o simplemente para jugar Maratón.

Especificaciones técnicas

Amazon Echo

Precio por lanzamiento 1,799 pesos / Su precio de lista será de 2,499 pesos

Dimensiones: Altura: 148 mm | Diámetro: 88 mm | Peso: 821 g

Altavoz: Woofer de 63.5 mm y tweeter de 16 mm

Micrófonos: 7

Asistente virtual: Amazon Alexa

Google Home Mini  

Precio: 1,299 pesos

Dimensiones: Altura: 42 mm | Diámetro: 98mm | Peso: 173 g

Altavoz: Sonido en 360° con controlador de 40 mm

Micrófonos: 2

Asistente Virtual: Google Assistant

[email protected]